IBM expandirá su oferta de servicios de datos en cloud computing para empresas instalando un nuevo data center en México. Aprovechando el impulso de la reforma nacional en materia de telecomunicaciones y la iniciativa Mira al Sur, anunciado en días recientes por el Departamento de Comercio de Estados Unidos, con el objetivo de apoyar a distintas empresas norteamericanas en la labor de desarrollar nuevos negocios en México, contando con la participación de compañías como Motorola, Applied Sciences, Boston Scientific y Oracle. Por lo que la compañía invertirá 1.200 millones de dólares para la creación de una red mundial de centros de datos, 40 en total, de los cuales los últimos 15 serán instalados este año 2014, uno de ellos en México, el único de este tipo para toda América Latina en esta nueva etapa.

IBM considera a México como un punto estratégico para estas actividades, desde 2012 cuenta ya con un centro de datos operando en la ciudad de Guadalajara y estas nuevas instalaciones vendrán a robustecer su red de servicios a nivel global, así lo considera el presidente y gerente general de IBM en México, Salvador Martínez, quien en entrevista con el diario El Financiero, expuso la relevancia de este momento para la gestión de este nuevo desarrollo:

El objetivo de la reforma es conseguir que el acceso sea más eficiente y barato, con más competencia, lo que expandirá el acceso a datos y favorecerá a tecnologías como el cloud computing, que es una área donde la empresa ha inyectado 7.500 millones de dólares a escala global.

¿Por qué IBM traslada su producción a Guadalajara?

La inversión en centros de datos en México crece 20% anualmente. El nuevo centro de datos de IBM estará ahora en la Ciudad de México, en una ubicación aún por definir y comenzará operaciones durante el primer trimestre de 2014, este centro de datos será el único que construirá la compañía en América Latina y se sumará al que ya opera, bajo la misma línea de servicios, en Brasil. La decisión de abrir este nuevo data center en este país corresponde a las metas de su estrategia global, así como la favorable proyección de crecimiento de mercado para México en conjunto con el auge de los servicios de cómputo en la nube, según explica el directivo. El monto exacto de inversión para estas nuevas instalaciones no ha sido revelado, sin embargo su símil de Guadalajara en su momento tuvo un costo de cerca de 30 millones de dólares, por lo que resulta factible que sea similar.

Arturo Blanco, Líder de Servicios de Cloud Computing para IBM de México, en entrevista con el diario El Economista informó adicionalmente que IBM construirá otros centros en China, Washington DC, Hong Kong, Londres, Japón, India, Canadá y Dallas, que sumados a los 12 ya existentes y los 13 adquiridos tras la compra de SoftLayer en 2013, le permitirán crear una de las redes más robustas del mercado, colocando a la compañía como uno de los líderes potenciales como proveedores de servicios de cómputo en la nube para pequeñas y medianas empresas.

Las inversiones para el desarrollo de data centers se calcula que crecerán en México un promedio de 20% anual, de acuerdo con datos de la firma IDC, siguiendo la trayectoria de tendencia de los últimos años, donde tan sólo en 2013 se invirtieron 15 mil millones de dólares en la instalación de estos puntos a nivel mundial.