En mayo del año pasado, unos científicos de Estados Unidos anunciaban el lanzamiento de una campaña en Kickstarter. Su proyecto, que pretendía desarrollar plantas bioluminiscentes, tenía como finalidad el uso de estos organismos vivos como auténticas "farolas naturales", para así reducir el gasto de electricidad en el alumbrado público.

La iniciativa no solo fue acogida con sorpresa. El apoyo en la conocida plataforma de crowdfunding fue espectacular, ya que inicialmente pedían 65.000 dólares, y lograron recaudar casi medio millón. El famoso proyecto se llamaba The Glowing Plant, e incluso hubo quien rechazó esta novedosa idea biotecnológica, por estar relacionada con la producción de organismos modificados genéticamente.

Hace solo unos meses, en ALT1040 os contábamos que la producción de estas plantas bioluminiscentes era posible gracias a las avanzadas técnicas de la biología sintética. Pero aún hay más. Su extraordinaria idea, lejos de estancarse, ha seguido buscando mejoras en la comunidad científica. La última viene de la mano de un proyecto de investigación español, presentado ayer en el Instituto de Biología Molecular y Celular de Plantas de Valencia.

GoldenBraid: tecnología para mejorar la modificación genética de plantas

La tecnología española realizada en el seno del Consejo Superior de Investigaciones Científicas ha recibido el nombre de GoldenBraid. Este sistema pionero de ensamblaje genético está enfocado directamente a la biotecnología vegetal, con el objetivo de facilitar la modificación genética de plantas.La modificación genética de plantas suele ser muy compleja y costosa

El autor de este trabajo, el Dr. Alejandro Sarrión-Perdigones, nos explicaba que es sumamente complejo realizar modificación genética en plantas, ya que la mayoría de "rasgos" de interés suelen tener un origen poligénico.

En otras palabras, si queremos construir plantas mejoradas para que produzcan un determinado compuesto o fármaco, no tendremos solo que cambiar un gen, sino que en la mayoría de los casos la situación es aún más compleja, teniendo que variar diversas secuencias genéticas.

Por este motivo, el sistema de ensamblaje genético GoldenBraid se ideó para facilitar el trabajo de ingeniería genética vegetal. Sus piezas, en forma de vectores plasmídicos, son las herramientas que todo científico puede utilizar para cambiar diversos elementos génicos, como si de un juego de Lego se tratara.

Golden Braid
Pigsaw(Flickr)

La plataforma GoldenBraid, tecnología española desarrollada por completo en un organismo público de investigación, era calificada ayer durante su presentación por el Dr. Víctor de Lorenzo, uno de los mayores especialistas en biología sintética del mundo, como un "sistema técnicamente impecable". La metodología presentada en la Universitat Politècnica de València ha recibido el aval de la comunidad científica, con publicaciones en revistas como PLOS One o Methods in Molecular Biology.

Este sistema de clonaje genético, inspirado en proyectos anteriores como la plataforma Golden Gate, ayuda a los investigadores a reducir el tiempo y los costes asociados a cualquier proyecto de ingeniería genética realizado en plantas. Pero sus ventajas no terminan ahí.GoldenBraid es usado también por la comunidad DIY de California

La tecnología GoldenBraid, desarrollada en el laboratorio del Dr. Diego Orzáez, ya presenta resultados exitosos dentro de la comunidad investigadora. Y es que este sistema es usado por 35 laboratorios de todo el mundo, incluyendo la comunidad DIY de California o los responsables del proyecto de plantas bioluminiscentes que comentábamos al principio.

GoldenBraid es, sin duda, una buena muestra de cómo la investigación pública puede llegar a ser transferida con éxito al sector privado. Los buenos resultados de este proyecto de ensamblaje genético demuestran que la ciencia producida en España puede llegar a tener resultados notables.