Imagina por un momento que adquieres un vehículo híbrido enchufable, con el que puedes circular entre 30 y 50 kilómetros con una carga de sus baterías, después el motor térmico entra en acción. Para poder volver a tener esta autonomía eléctrica debes enchufar tu coche en la red eléctrica, pero Ford quiere cambiar esto con el C-MAX Solar Energi Concept al montar en el techo del vehículo unas placas solares que se encargarían de recargar las baterías del sistema eléctrico.

El C-MAX híbrido enchufable ya se vende en Estados Unidos y está cosechando unos resultados admirables al vender en noviembre de 2013 6.300 unidades. Por eso, un grupo de ingenieros de Ford, SunPower Corp y el Instituto de Tecnología de Georgia decidieron cubrir el techo con paneles solares para poder alimentar a las baterías.

Los paneles solares del C-MAX Solar Energi Concept no tienen la función de recargar el coche en movimiento sino cargarlo cuando esté estacionado. En muchos países la infraestructura para cargar un coche eléctrico es nefasta, caso de España donde encontramos muy pocos puntos de recarga funcionales, por lo que poder aparcar el coche y que se cargue si hace sol es una idea brillante.

Aparcar en la calle y pretender que el Sol cargue por completo las baterías es muy complicado.

Pero maticemos. La superficie total de paneles solares es de 1,5 metros cuadrados y para poder aprovechar al máximo esta tecnología Ford recomienda aparcar debajo de un concentrador de energía solar que utiliza una lente Fresnel capaz de multiplicar por ocho el impacto de la luz del sol. Este paraguas solar lo idearon el Instituto de Tecnología de Georgia junto a Ford. Con esto, Ford promete que se puede cargar el coche en unas cuatro horas, sino, tomaría algo más de un día. Recuerda que siempre puedes conectar el coche a la red eléctrica y cargar sus baterías también en cuatro horas, aunque esto conlleva un gasto de dinero extra.

Si ya es complicado encontrar un punto de recarga en funcionamiento imagínate este concentrador de energía solar. El hecho de tener un techo repleto de paneles solares no da la suficiente libertad a un vehículo eléctrico y tan sólo podremos recargarlo parcialmente. Si vamos a trabajar con él y lo dejamos aparcado en la calle, podríamos llegar a cargar, durante unas ocho horas, un tercio de su capacidad.

Con una carga completa, tanto de carburante como de electricidad, el C-MAX Solar Energi Concept puede recorrer hasta 620 millas, unos 800 kilómetros, el mismo dato que el modelo original. El peso extra de los paneles solares parece no haber afectado en exceso y sigue siendo una autonomía de récord.

Este prototipo, que podremos ver en el CES 2014, quiere convertirse en una de las novedades tecnológicas que podrían llegar a la realidad bastante pronto. Fusionar la tecnología solar con la eléctrica es un buen comienzo para tener, dentro de pocos años, automóviles realmente ecológicos.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.