El sector del almacenamiento en la nube vuelve a ser noticia. Si hace unas semanas era Dropbox quien recibía una inversión de 250 millones de dólares para continuar con su actividad, ahora es Box quien sale a la palestra con su movimiento ante las autoridades estadounidenses para tramitar su salida a bolsa previsiblemente a lo largo del año.

Box había recibido una inversión de mas de US$125 millones en 2012 quedando valorada en una gigantesca cifra por encima de los mil millones de dólares que increíblemente solo es una fracción del valor de su mas conocido competidor, Dropbox, que tiene un valor superior a los diez mil millones de dólares.

La salida a bolsa, entonces, podría ser una necesidad para invertir en infraestructuras y en ampliar equipos que mantengan la calidad del servicio ante la creciente base de usuarios corporativos y que también soporte el incremento de usuarios domésticos.

Los esfuerzos de Box se habían centrado hasta el momento en el mercado empresarial pero con el lanzamiento de su app mobile y sus 50GB gratis quieren hacerse un nombre entre los consumidores finales no solo por ganar cuota de mercado sino de cara, tal vez, a una salida a bolsa inminente.