La Universidad Autónoma Metropolitana -UAM México siempre se ha distinguido por su división de investigación, donde han realizado diversos estudios buscando innovar procesos y romper paradigmas, a favor de una mejor sociedad con un marcado interés por el cuidado del medio ambiente. En su momento los investigadores de la UAM mostraron un interesante proceso para descontaminar aguas residuales y ahora han anunciado el diseño y creación de dispositivo capaz de reproducirse en una gran cantidad de industrias denominado como "respirómetro", que sirve para la medición y el monitoreo de partículas de bióxido de carbono y otros gases en procesos biológicos durante el tratamiento de residuos.

Científicos de la UAM México diseñan respirómetro para medir CO2 2

Se trata de un prototipo para laboratorio susceptible de fabricarse a nivel preindustrial. El respirómetro presentado por la UAM México consiste en un sistema diseñado para medir dióxido de carbono (CO2) y oxígeno diatómico (O2) en corrientes gaseosas provenientes de procesos biológicos, tales como la fermentación en medios sólidos, con la ayuda de tres tipos de fermantadores: levaduras, bacterias y hongos, ya que estos consumen oxígeno y exhalan CO2, de manera tal que lo que hace el equipo es medir la concentración de CO2 en el aire y el nivel de flujo constante a través de dichos elementos. Así lo informa Gerardo Saucedo Castañeda, investigador del del Departamento de Biotecnología -Unidad Iztapalapa, de la Universidad Autónoma Metropolitana, detallando que esta patente se trata de un prototipo para laboratorio, susceptible de fabricarse a nivel preindustrial.

Con aplicación en los campos de la industria agropecuaria, alimentaria, farmacéutica y química, este respirómetro, desarrollado a lo largo tras casi 20 años de trabajo por parte de Castañeda y su colega Ernesto Favela Torres, en los laboratorios de la UAM México, se podrá integrar como una herramienta de apoyo en los procesos de ciertas áreas como la agricultura sustentable, la remediación de suelo, el tratamiento de residuos sólidos orgánicos urbanos o industriales con la detección de metano en línea, así como en el control biológico de plagas, mediante el uso regulado de microorganismos como hongos para el combate de insectos que dañan cultivos como maíz, jitomate y limón. Se trata de una interesante innovación científica cuyo potencial y utilidad real resultan auténticamente prometedoras.