Se ha montado un gran revuelo alrededor de Twitter. Hace unas horas anunciaba que modificaba la política sobre el bloqueo entre usuarios y pasó lo esperado: una aluvión de críticas cayó sobre la compañía, quien unas horas después ha tenido que rectificar al escuchar la opinión de la mayoría.

Lo que ocurrió es que convirtieron el bloqueo en una especie de «mute»
Lo que ocurrió es que la red social decidió convertir el bloqueo en una especie de «mute», de manera que cualquier usuario que hubiera sido bloqueado podría volver a seguirte, ver de nuevo los tweets que escribes y retwittearlos. La cuenta bloqueada no aparecería entre los seguidores y no llegarían notificaciones de respuestas o interacciones que haga con esos tweets. Vamos, que lo convirtieron en una especie de «silenciador».

La seguridad y la privacidad es un tema muy delicado, así que ocurrió lo que se esperaba: las críticas se fueron propagando por la Red y haciéndose cada vez más numerosas. Imaginemos que una persona nos «acosa», esta decisión favorecería que puedan localizarnos o leer lo que hacemos más fácilmente, aunque si tenemos un perfil público podrían ver nuestros tweets igualmente. Lo que no podrían hacer es interactuar con lo que pusiéramos.

Horas más tarde llega un comunicado por parte de la red social diciendo que rectifican esta decisión y que a partir de ahora los usuarios pueden impedir que dichas cuentas bloqueadas puedan retwittearlos, etc. Además, los usuarios que sufran un bloqueo serán avisados mediante una notificación.

## Bloquear y mutear

¿Por qué no añaden una función para mutear?
La pregunta que todos nos estaremos haciendo a estas alturas es la siguiente: ¿por qué no añaden una función para mutear entonces? Muchos usuarios llevan años demandando esta funcionalidad, algo que desde los clientes oficiales no se puede hacer pero sí desde software de terceros.

Sería tan sencillo como incorporar dos opciones: bloquear y mutear. Lo primero para aquellos usuarios molestos, spam, etc. y lo segundo para situaciones más complejas: por ejemplo, a veces no «debemos» dejar de seguir a un cierto usuario por alguna razón (familiar, trabajo, etc.) pero no queremos leer sus tweets, o simplemente no queremos leer las respuestas de cierto usuario pero no es tan grave como para bloquearlo y que no pueda interactuar con ellos.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.