En los últimos meses hemos visto lanzamientos o anuncios por parte de Apple, que algunos llaman arriesgados, pero a mi me gusta llamarlos atrevidos. Atrevidos debido a que son sinónimo de innovación en unos casos y en otros de mejorar tecnologías ya existentes, logrando el mejor objetivo que puede tener cualquier empresa de tecnología: ofrecer novedades realmente útiles para el usuario.

Por ejemplo, vimos como Apple se aventuraba a lanzar antes que nadie el primer procesador para dispositivos móviles de 64 bits, una tecnología que ya hemos tildado como vital en el avance a una mayor versatilidad de terminales como el iPhone o el iPad. Pero hoy, Apple nos dio otro pequeño guiño de sus planes futuros, los cuales también están ligados la reconocimiento facial, tecnología que, luego de anuncios recientes, podríamos habernos imaginado que estaría relacionada al porvenir para iOS e incluso para sus computadores.

Debemos recordar, cómo no, que Apple compró PrimeSense, empresa israelí que fueron los creadores original de la tecnología y el sensor que incorpora Kinect de Microsoft. ¿Qué nos dijo con esta adquisición? Que pronto veremos novedades relacionadas a lo que me arriesgo a llamar "cámaras inteligentes" en el iPhone o iPad. o por qué no, en las Mac. HOy, con una nueva patente registrada, Apple apunta al reconocimiento facial en materia de seguridad y privacidad de datos, algo que es más que importante hoy en día.

Touch ID

Lo curioso es que Apple también acaba de estrenar una tecnología muy útil en este sentido, su captador de huellas digitales Touch ID, cuyos planes nos hablan de nuevas funcionalidades relacionadas a este pequeño pero increíble sensor para mejorar aún más sus capacidades de seguridad y protección de la privacidad. Entonces, ¿para qué desarrollar un segundo sistema de seguridad?

Porque todo está en los detalles

Si has seguido el trabajo de Apple sabrás que la empresa de la manzana blanca es increíblemente detallista y atenta a lo más mínimo en cuanto a sus dispositivos y claro, la tecnología que estos aprovechan. Por eso, no necesariamente tienen que ser excluyentes una tecnología con la otra (Touch ID y el sistema de reconocimiento facial), más bien pueden ser complementarias, incluso cuando ambas tratan de seguridad y privacidad.

Imaginemos: si TouchID permite desbloquear el móvil y usar la huella como "contraseña" para la App Store, por otro lado la tecnología de PrimeSense y la nueva patente podrían ser aprovechadas para filtrar qué mostrar y qué no a una persona, dependiendo de quien sea, solo con ver su rostro.

TouchID y el reconocimiento facial pueden complementarse y aportar más funcionalidades en materia de seguridadUn caso potencial e hipotético podría ser que el iPhone esté recibiendo una llamada, y lo levanta de la mesa otra persona que no sea el dueño ni está registrada como usuario. El terminal podría no mostrar ninguna información del que llama, ni su número ni nada, si así lo ha configurado el dueño del móvil. O mejor aún, podría implementarse un sistema que no muestre las notificaciones de la pantalla de bloqueo a "rostros desconocidos", por así decirlo. La idea se me hace muy atractiva, especialmente en materia de usuarios profesionales o que utilizan sus iDevices para manejar datos de trabajo y confidenciales.

Sí, Android ya lleva mucho tiempo permitiendo desbloquear el móvil mediante reconocimiento facial, pero bien sabemos que esta funcionalidad ha recibido muchísimas críticas por realmente no ser nada confiable. Y vuelvo a repetir, todo está en ofrecera al usuario algo nuevo y útil, y en materia de seguridad esto siempre se agradece.

Confieso tener mucha curiosidad en saber qué hará Apple con la tecnología de PrimeSense.

Dínamo

Dínamo es el nuevo podcast de Hipertextual donde hablamos, discutimos, analizamos y nos obsesionamos con Apple.