La profileferación de residuos electrónicos se está convirtiendo un problema serio para México, a pesar de las diversas estrategias y programas implementados para combatir esta tendencia. De acuerdo con la más reciente investigación por parte de la ONU, en lo que corresponde al sector de América Latina, México y Brasil han resultado ser las dos naciones de la región que generan la mayor cantidad de esta clase de desechos. La cuestión aquí es que en el caso de Brasil resulta una predicción factible dada la extensión de su territorio y su correlación con el número de habitantes, pero para lo que es México, con su población y extensión territorial, resulta verdaderamente alarmante, ya que las cantidades de desperdicios generadas están fuera de toda proporción.

Bandera de México

México con 114,87 millones de habitantes, produjo 1,03 millones de toneladas de desechos. De acuerdo con el mapa interactivo StEP E-waste WorldMap, desarrollado por la ONU en colaboración con la industria, gobiernos, organismos de la sociedad civil e instituciones científicas, en donde se recogen los datos más recientes sobre los índices de generación de residuos electrónicos, durante 2012, México con sus 114,87 millones de habitantes, logró producir más de 1,03 millones de toneladas -Mt de desechos electrónicos, lo que equivale a un promedio 8,99kg por persona. Mientras que Brasil generó 1,39 Mt, con una población de 196,53 millones de habitantes y un promedio de 7,06kg por individuo. Según señala el informe, retomado por BNAmericas hacia el 2017, los volúmenes mundiales de productos electrónicos que habrán llegado al final de su vida útil debieran ser un 33% más altos que el 2012, por lo que el total de todo eso llegaría a pesar el equivalente a ocho de las pirámides de Egipto. Para el caso de México uno de los puntos más preocupantes es que el estudio también recoge y enlista todas las iniciativas, programas y políticas públicas generadas para regular este fenómeno, en la mayoría de las naciones es posible encontrar diversas propuestas, pero en México sólo se cuenta con la breve Norma Oficial Mexicana NOM-161, decretada por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales -SEMARNAT en 2011, sin un sustento o marco legal federal consistente que la respalde.

Este mapa que presenta los datos de 184 países, muestra la cantidad estimada de equipos eléctricos y electrónicos en el mercado y cuántos residuos derivados de estos productos se generaría a la larga, como parte de la iniciativa STEP para solucionar el problema de la basura electrónica, entregando de manera clara la información necesaria para comprender el problema de los residuos electrónicos en el mundo, lo que en teoría ayudará a los gobiernos de cada nación a diseñar las políticas necesarias para solucionar el problema.