En medio del escándalo sobre la homeopatía, en el que el Ministerio de Sanidad dirigido por Ana Mato pretende "regularizar su situación", la Organización Médica Colegial española ha dado un paso al frente para posicionarse en contra de estos tratamientos.

Como explicaba Antonio Orbe en ALT1040, la homeopatía ha de considerarse como un timo, dado que no existe evidencia científica que avale estos productos, más allá de que los medicamentos homeopáticos funcionen por el llamado efecto placebo.La homeopatía presenta fuertes intereses económicos

La industria homeopática, eso sí, ha conseguido generar millones de dólares, e incluso, se ha permitido el lujo de comprar (literalmente) cátedras científicas, como la que patrocina Boiron en la Universidad de Zaragoza.

Ante la inminente regulación de la homeopatía y las terribles declaraciones de la directora de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, Belén Crespo, en el diario El Mundo, los médicos españoles han decidido por fin mostrar su rechazo a la homeopatía. Crespo, en la entrevista, decía lo siguiente:

No todos los medicamentos homeopáticos tienen que demostrar su eficacia, depende del tipo que sea. Algunos, los que no hacen reivindicación de una indicación, es decir, no dicen que vayan a tratar algo concreto, no tienen que demostrar eficacia porque no hacen una alegación terapéutica. Aquellos que sí lo hacen, sí lo tienen que demostrar.

La homeopatía no está probada científicamente

Lo grave de sus palabras está en que asume que los productos homeopáticos puedan venderse como medicamentos sin que hayan demostrado su eficacia. Algo que va en contra de la evidencia científica, el pilar sobre el que se fundamenta la medicina moderna. Si hoy podemos curarnos con los diferentes tratamientos terapéuticos, es gracias a estudios clínicos que demuestran su eficacia, al contrario de lo que ocurre con la homeopatía.

La reacción a las declaraciones de Crespo no se hizo esperar. La plataforma #nosinevidencia exigía en su manifiesto que la regulación española no avalara como medicamentos a los productos homeopáticos sin que hubieran demostrado eficacia mediante la propia evidencia científica.

Además, esta campaña también pretendía que la entidad que representa a los médicos españoles, la Organización Médica Colegial, se posicionara en contra de la homeopatía, dado que su silencio contribuía a declaraciones tan excéntricas como las de Crespo.Los médicos españoles rechazan tratamientos no avalados por la ciencia

La respuesta no se ha hecho esperar. El sábado pasado, la Asamblea General emitía una declaración contra los productos homeopáticos, rechazando cualquier terapia que no contara con el apoyo de la evidencia científica. Este documento, por tanto, es un duro golpe contra la posición actual del Ministerio de Sanidad y la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios.

Este importante paso, sin embargo, aún no ha sido refrendado por la Organización Farmacéutica Colegial, que sigue titubeando respecto al rechazo de la homeopatía. De hecho, el pasado mes de junio, los Colegios Oficiales de Farmacéuticos de Madrid y Murcia organizaban junto a Boiron unas jornadas sobre productos homeopáticos.

Está claro que los fuertes intereses económicos que rodean a la homeopatía siguen primando sobre la salud de los pacientes. Los productos homeopáticos son una fuente importante de ingresos, pero lo que está claro es que ni son medicina, ni están respaldados por la evidencia científica.

Ojalá que el primer paso dado por la Organización Médica Colegial sea apoyado por los otros dos pilares sanitarios, el colectivo farmacéutico y el veterinario. Sería imprescindible para así garantizar que los productos que compramos como tratamientos terapéuticos en nuestras farmacias vienen avalados por ensayos clínicos que garantizan su seguridad y eficacia, como ocurre de manera normal con los medicamentos.

👇 Más en Hipertextual