Reproductores de música sobran, pero la mayoría elige uno que le va bien y se queda con el por mucho tiempo. Tal vez sea una de las razones por las que ha pegado tan fuerte que el viejo Winamp esté por despedirse de nosotros. La relación de un humano con su reproductor de música es una cosa seria.

Ahora bien, en el mundillo de Linux, los usuarios tienden a probar muchas cosas diferentes todo el tiempo, es cómo el kamasutra de los sistemas operativos y aplicaciones. A veces, solo por el placer de ver si podemos lograr hacer algo funcionar para luego olvidarnos que existe por completo. Algo así me paso con los juegos en la terminal de Linux, tendría que estar muy aburrida ahora para sentarme a jugar tetris en la consola, pero fue divertido probarlo. Hoy vamos a intentar algo parecido: reproducir música en la terminal de Linux.

Antes de comenzar a escribir este artículo pensé que sería otra de esas tantas cosas que he instalado solo por pasar el tiempo y entretenerme, que algo tan hipster y nerd como usar la terminal como mi reproductor de música no tenia futuro más allá de las palabras "mira que funciona, ¡genial!", cerrar y adiós para siempre. Pero el proceso resulto ser más que eficiente y una alternativa válida, especialmente si buscas un reproductor ligero, no vas a encontrar más liviano que esto.

Instalar cmus

Hay varias maneras de reproducir música en Linux desde la terminal, esta es solo una de ellas, pero su instalación y uso son sumamente sencillos, y el funcionamiento es impecable.

cmus es un pequeño, rápido y poderoso reproductor de música para sistemas operativos basados en Unix. Funciona en Linux, OS X, FreeBSD, NetBSD, OpenBSD y Cygwin. Soporta salida y entrada de los formatos de audio más usados.

La interfaz es lo mejor que se podría pedir dentro de una terminal, puedes incluso asignarle atajos de teclado, y hasta configurar el scrobbling de last.fm. Magnífico.

Para instalarlo en Debian, Ubuntu o derivados solo escribe en la terminal:

sudo apt-get install cmus


Para otras distros, tienes que descargarlo de la página oficial y compilarlo. Desde ahí también dan instrucciones para instalar la versión de desarrollo y colaborar con el proyecto.

La curva de aprendizaje para utilizarlo es media, y cuentas con toda la documentación y un tutorial básico en GitHub de como manejarlo.

Usar cmus

Para iniciar el reproductor solo necesitas abrir una terminal y escribir cmus. Te aparecerá una interfaz como esta de arriba, y deberás añadir tu música.

Para añadir tu biblioteca musical a cmus, simplemente presiona "5" y navega a través de las carpetas de tu sistema, cuando quieras agregar una presiona "a". Cuando presiones "a" sobre una carpeta, cmus se moverá a la siguiente linea y será la única indicación de que añadió los archivos.

Para volver a la interfaz con la biblioteca musical presiona "2", y para guardar tu lista de canciones escribe :save en la linea de comandos debajo y presiona enter.

Para reproducir una canción solo navega con ella usando las flechas del teclado y presionan enter. Puedes pausar y reanudar la reproducción presionando "c", y para activar el shuffle solo presiona "s".

Pueden aprender el resto del funcionamiento leyendo la guía que enlace arriba. Pero antes de terminar les explicaré cómo activar el scrobbling de last.fm porque es un tanto complicado y no lo explican claramente en ninguna parte.

Instalar el plugin para last.fm

Descarga el archivo last-cmus.py y guárdalo en la carpeta de tu preferencia. Ábrelo con algún editor de texto como gedit por ejemplo, y editalo para añadir tu nombre de usuario y contraseña de last.fm, guarda y cierra.

En cmus escribe en la linea de comandos que esta debajo:

:set status_display_program=/rutadelarchivo/last-cmus.py

Abre otra terminal y ubícate en la carpeta donde guardaste el plugin que descargamos con el comando cd, y haz el archivo ejecutable. Ejemplo:

cd /home/TuUsuario/Descargas
chmod +x last-cmus.py


Comprueba en last.fm que el reproductor esta haciendo el scrobbling, y sé feliz. Cmus tiene otros plugins y muchas opciones de personalización, pero eso ya queda de ustedes decidir si les gusta tanto como para seguir echándole mano.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrónico con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.