Hace muy pocos días anunciábamos que el Jailbreak de iOS 7 se hacía realidad. Es, sin duda, un tema controvertido, ya que abre una una gran cantidad de cuestiones que intentaremos tocar en este artículo: piratería, seguridad, experiencia y tipos usuarios, migración a Android, etc.

El Jailbreak nació en 2007 como respuesta a una necesidad de los usuarios para poder personalizar la experiencia en iOS, algo que no entra en los planes de Apple. El éxito de este sistema operativo, entre otras cosas, se debe a una serie de factores que podríamos pensar que son incompatibles con la “personalización”:

  • Seguridad: Apple “controla” que todo lo que entra en el App Store sea de confianza.
  • Experiencia de usuario: se busca que nada pueda “alterar” el entorno creado.
  • Simple y funcional: Apple apuesta un sistema “cerrado”, en el que poder supervisar que todo funciona correctamente.

El "problema" aparece cuando los usuarios evolucionan
Muchas veces, iOS ha sido pintado como un jardín del Edén en el que los usuarios están viviendo: estás encerrado, pero todo es bonito y parece funcionar correctamente. Puede sonar negativo, pero creo que a la vez es un gran logro. El sistema operativo de Apple ha permitido que usuarios que tienen un bajo nivel utilicen sus dispositivos móviles desde el primer minuto sin que surjan dudas complicadas.

iOS acercó el mundo de las Apps a un grupo de usuarios con bajo conocimiento en tecnología. Para ese tipo de personas, es una seguridad que no exista un modo “de estropear la experiencia”, se evaporan las dudas. Hay que reconocer que en este sentido ha sido un gran éxito, el "problema" aparece cuando esos usuarios evolucionan.

¿Cárcel o paraíso controlado?

Jailbreak de iOS 7

La llegada del iPhone evangelizó a muchos usuarios. Recordemos que antes de su presentación, BlackBerry y Windows Mobile eran las opciones disponibles si querías un “smartphone”. Con la llegada de iOS, muchas personas empezaron a interesarse por el mundo de las Apps, los dispositivos móviles y la tecnología en general. Ese aprendizaje puede llevar a que algunos usuarios se sientan encerrados en una especie de paraíso y quieran avanzar.

Eterno "tira y afloja" entre Apple y la comunidad Jailbreak
El Jailbreak surgió como una respuesta a ese hermetismo al que Apple somete a su sistema operativo, permitiendo instalar tweaks y aplicaciones de terceros que posibilitan modificar la experiencia por completo. Esto ha originado un tira y afloja entre Apple y la comunidad Jailbreak, abriendo y cerrando agujeros con cada actualización.

Obviamente, no debemos hacernos los tontos, una gran parte de las personas que deciden hacerle Jailbreak a sus dispositivos se debe a la posibilidad de instalar aplicaciones piratas. Este punto, obviamente, hace que Apple y los desarrolladores no apoyen a Cydia y la comunidad creada alrededor. Aquí es donde el río se divide en dos afluentes muy claros: personalización y piratería.

Éxodo a Android

Jailbreak de iOS 7

Fui usuario de iPhone desde el primer modelo y reconozco que hice Jailbreak a mis dispositivos cada vez que salía una nueva versión. De la fascinación de los primeros meses, empezó a surgir una necesidad para poder añadir gestos y aplicaciones que hicieran la experiencia más abierta. De esta manera, era posible disfrutar de la mejor App Store, en un gran hardware y tener una grado amplio de personalización.

Si necesitas Jailbreak, quizás deberías considerar migrar a Android
Con el paso de los años me cansé de esa carrera entre Apple y Cydia en el que muchas veces acabé perdiendo horas, datos y la paciencia. Eso sumado a la buena salud que presenta Android, propició que migrara al sistema operativo de Google cuando un smartphone concreto entró por mis ojos: HTC One. Está claro que son dos experiencias diferentes y tienen sus pros y contras muy marcados.

Si eres un usuario que necesitas hacer Jailbreak cada vez que sale por motivos de personalización (es decir, que no tiene que ver con la piratería), deberías considerar migrar a Android. Está claro que se “pierden” muchas cosas: aplicaciones exclusivas, hardware, etc. Pero si valoras tener el control de casi todo lo que ocurre en tu terminal, el sistema operativo de Google permite que trastoques casi todos los aspectos imaginables, algo que hizo que tomara mi decisión.

Seguridad y ética

Jailbreak de iOS 7

El Jailbreak de iOS 7 trae una importante diferencia: en esta ocasión se instala una “App Store pirata” china de la que Taig.com son responsables. Esto cambia totalmente la apuesta inicial, dejando en un segundo lado los tweaks y pone a la piratería en un primer plano. Creo que es una mala noticia y rompe totalmente con los principios originales de Cydia y su creador, Jay Freeman (saurik).

Mucha gente parece no entender que la piratería es algo negativo. Esa apertura que ofrece Android posibilita que se puedan instalar aplicaciones piratas muy fácilmente, algo que a algunas personas parece sonarle bien, pero aleja a muchos buenos desarrolladores de este sistema operativo. La piratería hizo mucho daño en los primeros años de vida de Android, algo que poco a poco empieza a equilibrarse.

Con el Jailbreak de iOS 7 se instala un App Store pirata y en chino iOS siempre se ha proclamado como una especie de fortín en el que el usuario está seguro. Abriendo las puertas a una aplicación china llena de Apps piratas, no me parece una de las cosas más seguras e inteligentes que un usuario deba hacer. Por el momento, no se conoce a que tipo de información podrían acceder. Lo único que se sabe es que habrían pagado una importante cantidad de dinero para que Evad3rs lo incluyeran en la instalación del Jailbreak de iOS 7.

Concluiría sugiriendo que si te gusta la experiencia de iOS (cosa que me parece muy lógica) no la arruines nadando contracorriente, disfruta de lo que Apple y los desarrolladores de terceros te ofrecen. En caso contrario, creo que sería una opción más inteligente mudarse a Android y personalizar tu dispositivo de una manera más avanzada, alejándote, además, de un Jailbreak que apuesta por la piratería y del que desconocemos que tipo de “brechas” podría abrir.