El mes pasado ya os habíamos hablado de Star Wars: Tiny Death Star, un juego que ya está **disponible para Android, iOS y Windows Phone**. Este título llega de la mano de los creadores del conocido juego Tiny Tower, de hecho es una adaptación del mismo al universo de Star Wars. El Imperio necesita una Estrella de la Muerte, manos a la obra.

**Tiny Tower** es un juego que ya tiene un par de años y que ha cosechado un buen número de seguidores. De hecho, tal y como publicaban nuestros compañeros de AppleWeblog, este título conseguía 1 millón de descargas en tan sólo 4 días. El objetivo del juego es muy claro: ir construyendo pisos de un edificio gigantesco e instalar diferentes comercios en ellos. Debemos gestionar todos nuestros recursos para ir avanzando más rápido. Partiendo de esta idea, si lo adaptamos al universo de Star Wars, nos dará como resultado Tiny Death Star.

En esta ocasión, debemos ayudar al lado oscuro de la Fuerza, y tendremos que ayudar al Emperador Palpatine y a Darth Vader a **construir la Estrella de la Muerte**. Para ello tendremos que estar pendientes de la Alianza Rebelde y conseguir que la Princesa Leia, Luke Skywalker, etc. no se escapen de nuestros dominios.

El juego es tan adictivo como su antecesor, pero aquellos que somos fans de la saga podremos encontrarnos atrapados en este universo pixelado lleno de melodías y referencias a una de nuestros mayores fanatismos. El juego llega gracias a un acuerdo entre Nimblebit y Disney Interactive, el cual ya se había anunciado hace meses y la espera parece haber valido la pena. En cuanto a su precio, al igual que Tiny Tower **es gratuito**. La parte positiva es que está disponible para la mayoría de los sistemas operativos móviles: Android, iOS y Windows Phone.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.