Con la campaña navideña a la vuelta de la esquina (y el Black Friday esta misma semana), son muchos los fabricantes que han renovado gran parte de su portfolio de productos con la idea de prepararse para esta "escalada consumista". Teniendo en cuenta los datos sobre ventas de dispositivos móviles, no creo que sea descabellado pensar que Android será una de las plataformas más vendidas (es la que tiene mayor cuota de mercado ahora mismo); sin embargo, la competencia es grande tanto en la gama alta como en la gama baja (donde Windows Phone lo está haciendo especialmente bien).

Hace unas semanas, precisamente, hablábamos de los dispositivos de gama baja y más concretamente de la nefasta experiencia de uso de Android en este segmento; toda una gran oportunidad para Windows Phone que el tándem Nokia-Microsoft ha sabido aprovechar de una manera impecable. El Lumia 520 es, quizás, el mejor ejemplo de que otra gama baja es posible pero ¿qué piensa hacer Google algo al respecto?

Tablets y smartphones de gama baja estarán dentro de lo más vendido estas navidades

Precisamente, dentro del debate que surgió alrededor de la mala experiencia de uso de Android en la gama baja, se comentó que Google no era la única culpable de estos "dos mundos Android" tan diferentes (pensando en el abismo que separa la gama baja de la gama alta). Los fabricantes tienen también culpa de esto así como toda la cadena de suministro que interviene hasta llegar al cliente final. Android KitKat promete hacer cambiar las cosas pero, evidentemente, si el hardware es pésimo y, por tanto, el integrador hace un producto mediocre, el resultado será una mala experiencia de uso.

Nexus 5 - Motorola es lo mejor que le ha podido pasar a Android en la gama baja

Google y los terminales

Cuando Google controla el ciclo completo de desarrollo de un producto, el resultado suele ser muy bueno.

Google ha jugado muy bien sus cartas con los dispositivos de la gama Nexus y con el Nexus 5, la verdad, han puesto el listón muy alto. Su alianza con partners como HTC, Samsung o LG ha dado como resultado unos smartphones excelentes en cuanto a experiencia de uso con la ventaja añadida de una inmejorable relación calidad/precio. De hecho, para Google la estrategia del precio siempre ha sido muy importante y, cuando aparecieron los primeros rumores del Moto X, siempre se habló de las aspiraciones de Google por lanzar buenos dispositivos a precios bajos.

El Nexus 5 cumple esta premisa del buen precio y, si echamos un vistazo a Motorola, el nuevo Moto G responde también a esta premisa. El nuevo Moto G, que llega tanto a Latinoamérica como a España y Estados Unidos es un terminal que viene a equilibrar un poco la balanza; un dispositivo de gama baja con una excelente relación calidad/precio y que, según las primeras impresiones, ofrece buena experiencia de uso y, lo más seguro, mejorará con Android KitKat.

galaxy gio - Motorola es lo mejor que le ha podido pasar a Android en la gama baja
Samsung Galaxy Gio

Motorola: la esperanza para Android en la gama baja

Moto G quiere ser un dolor de cabeza para Windows Phone, llega para revitalizar la gama baja de Android

El Moto G aspira a convertirse en un dolor de cabeza de Windows Phone, un dispositivo diseñado para mercados muy concretos (Latinoamérica, por ejemplo) donde los malos productos Android que se han ofertado han provocado una adopción de dispositivos de plataformas alternativas. La misión del Moto G es recuperar la confianza del usuario en Android; sé que puede sonar raro cuando vemos dispositivos como el Galaxy S4 o el Nexus 5 pero, su misión es recuperar a esos usuarios de dispositivos de gama baja que juraron que jamás volverían a Android tras sufrir un terminal que se cuelga, tarda en responder o que le hace perder llamadas o su tiempo porque acaba ofreciendo un kernel panic.

Sony, Samsung, Huawei, HTC o LG han descuidado la gama baja y, en cierta medida, han sembrado las dudas en los usuarios. Evidentemente, a Google, como impulsora de este ecosistema, esta "dejadez" le perjudica y ha provocado una situación anómala en la que va a competir contra sus tradicionales partners.

Lo mejor que le ha podido pasar a Android es que Google comprase Motorola.

En mi opinión, viendo las expectativas que ha generado el Moto G, creo que lo mejor que le ha podido pasar a Android es que Google haya comprado Motorola. La gama baja de Android requería, de manera urgente, una supervisión completa del ciclo de desarrollo del producto y, quizás, Android KitKat (y su foco en la gama baja) no habrían sido posibles si Google no fuese también un fabricante. No es lo mismo integrar un sistema que te viene dado (y que puedes intentar "mejorar" con tu capa de personalización) que poder influir en su desarrollo y llevar tu feedback de primera mano.

Moto G

¿Y qué podemos esperar de Motorola? Si Google sigue en esta senda de revitalizar la gama baja en Android, parece que al fin los usuarios vamos a contar con opciones reales dentro de este segmento. Si hasta ahora teníamos que elegir, dentro de la gama baja de Android, "por la opción menos mala"; el Moto G podría ser esa cabeza tractora que arrastre al resto de fabricantes para que dejen de lado la mediocridad.

Windows Phone está pisando muy fuerte y en la gama baja se ha posicionado como el indiscutible rey; un trono que Nokia y Microsoft se han ganado a pulso y que Google parece que no está dispuesto a permitir. La debilidad de Android era la gama baja, Motorola quiere cambiar eso y, por lo que aparenta, la lucha va a estar muy reñida.