moto g pocket

Cuando Google adquirió Motorola hace ya unos dos años, todos esperábamos grandes cosas por parte de este gigante de la telefonía móvil, y es que esta empresa tiene una trayectoria inigualable en el mercado, y al unirse a los cuarteles de Google, responsables del sistema operativo que utilizan los smartphones de la gran M, Android, se esperaba de ellos un gran avance en cuanto a innovación y calidad de productos, estando hardware y software bajo la responsabilidad de la misma empresa.

Motorola se había mostrado bastante inactiva en los últimos dos años, hasta ahoraEn geneal, y siguiendo la trayectoria de los dispositivos Nexus de Google, esperábamos por mucho tiempo la llegada de terminales Motorola de gran calidad, y bajo precio, además de disponibilidad a gran escala en todo el mundo. Luego de presentar un par de miembros de la línea Razr, que realmente no vale la pena ni recordar, la empresa cayó en un enorme abismo de productos, no lanzaban nada, y las sospechas de que Google lo que quería de Motorola era simplemente sus patentes no dejaban de sonar.

Con el Moto X, llegaba ese terminal de gran calidad y bajo precio, pero estaba tan limitado en territorios que apenas han logrado comercializar 500 mil unidades en el último trimestre, una cifra insignificante.

Moto G puede ser el inicio del renacimiento

Sin embargo, hoy han presentado el nuevo Moto G, un terminal de gama "media alta" que no solo tiene un precio bastante bajo, sino que estará disponible en mercados claves, como el de Latinoamérica y España, desde su lanzamiento.

Ya decíamos hace poco que Latinoamérica y España son un segundo plato para Google, y es que dado que son territorios que Android domina por completo, el gigante de las búsquedas parece no tomarnos en cuenta para nuevos lanzamientos o para ofrecer todo su catálogo de productos. Pareciera que sencillamente no les interesa.

Moto G puede solucionar la falta de un Android gama baja de calidadEl Moto G, que entre sus especificaciones cuenta con una pantalla de 4.5 pulgadas HD, procesador Qualcomm Snapdragon 400 (quad-core a 1.2 GHz) y 1 GB de memoria RAM, si bien no se ubica en el tope de gama, destaca muchísimo que su precio sea inferior a los 200 dólares, y que, además, tiene su estrategia muy clara: Moto G ataca mercados específicos.

Este móvil quiere apuntar a esa gama donde Windows Phone está comenzando a impactar hoy por hoy, con móviles como el Nokia Lumia 520 que con un precio ridículamente bajo supera en todo a cualquier terminal gama baja Android, y es que en esta gama está la oportunidad de Windows Phone, algo que ya hemos dejado claro.

Pero el Moto G quiere corregir esta falta de Samsung, HTC, LG, Sony y cualquier otro, que han sencillamente descuidado la gama baja, un sector que Android domina prácticamente por inercia. Motorola se debe haber percatado de este fallo y por ello apunta con fuerza, con un dispositivo que apuesta por una buena experiencia de usuario, prestaciones bastante decentes de gama media, y disponibilidad (en teoría) masiva.

México tendrá disponible el nuevo Moto G a partir del 16 de noviembre (al igual que Brasil), y Argentina lo recibe el 3 de diciembre, como un primer paso de su inevitable expansión por Latinoamérica, de la cual estaremos muy atentos. España, en cambio, recibirá el terminal el 1 de diciembre, y así, podríamos ver el despertar de una Motorola que por un par de años parecía dormida, en reposo, y en incontables ocasiones hemos presenciado lo que esta empresa es capaz de lograr en el mercado de la telefonía móvil. ¿Podrán renacer y adueñarse de una buena porción del mercado?