La ausencia de Instagram en Windows Phone siempre ha sido una de las "carencias más sonadas" de la plataforma móvil de Microsoft; una ausencia que, realmente, no le restaba valor a la plataforma pero sí que era algo que los usuarios echaban de menos (a pesar de existir buenos clientes alternativos). Hace algunas semanas, Nokia realizó el anuncio de que Instagram llegaría, por fin, a Windows Phone en forma de aplicación oficial, un lanzamiento ya se he hecho efectivo pero que, sin embargo, tiene un sabor agridulce: la aplicación para Windows Phone no incluye la cámara integrada ni tampoco permite capturar vídeos.

Teniendo en cuenta que Windows Phone es la tercera plataforma móvil del mercado, su cuota de mercado crece rápidamente y los terminales de la gama Lumia están dentro de los más vendidos, Nokia ejerció bastante presión sobre Instagram para que cubriese esta ausencia y, precisamente, fue el fabricante de smartphones el que se encargó de anunciar la llegada de Instagram.

Instagram para Windows Phone llega en forma de beta muy limitada.

Sin embargo, tal y como comentábamos el otro día con el lanzamiento de BlackBerry Messenger para iPad, las prisas no son buenas y pensar en modo marketing no es el mejor camino a seguir. ¿Y por qué comento lo de pensar en modo marketing y hago alusión a BBM? La respuesta es simple, dos potentes funcionalidades de Instagram se han quedado por el camino: la cámara integrada en la aplicación y la posibilidad de subir vídeos.

Dicho de otra forma, el cliente de Instagram para Windows Phone nos permitirá ver las fotos que suben nuestros amigos e interactuar con ellos pero, a la hora de subir contenidos, solamente subiremos fotos que, además, tendrán que provenir de la galería del dispositivo o bien conmutar entre la cámara del sistema y la aplicación.

¿Y que no se puedan hacer fotos con la cámara integrada es importante? En mi opinión sí que es importante porque su ausencia le quita peso a la dinámica de uso de Instagram (abrir la aplicación, tomar la foto y subirla directamente) y eleva la complejidad de uso (hay que conmutar entre la cámara del terminal y la aplicación); dos factores que, realmente, me hacen pensar en que la incomodidad se puede convertir en una barrera de uso. También se ha quedado fuera la posibilidad de etiquetar a nuestros amigos en las fotos o ver la información de geolocalización de los contenidos.

Ni cámara integrada, ni subida de vídeos ni etiquetado de usuarios. Solamente subir fotos desde la galería del terminal.

La imposibilidad de subir vídeos es otro detalle que le resta valor a esta llegada de Instagram a Windows Phone, máxime cuando Vine ya ha aterrizado en esta plataforma recientemente. Poder grabar un pequeño clip de vídeo y compartirlo, aunque nos pueda parecer algo simple, ha revitalizado por completo el uso de Instagram y ha conseguido reactivar el interés en el servicio; sin embargo, a pesar de la ola generada, se queda fuera de un cliente muy esperado que, además, es para una plataforma que avanza a pasos agigantados.

Según comentaban en The Verge, desde Instagram se han apresurado a comentar que la aplicación "sigue en desarrollo" y que estas funcionalidades se añadirán en breve. Bien, una buena excusa que se fundamenta, desde Instagram, alegando que es una versión beta pero ¿realmente era necesario lanzar un producto incompleto?

La aplicación de Instagram para Windows Phone ya se puede descargar desde la tienda de aplicaciones de la plataforma pero, frente a los clientes no oficiales como 6tag, ¿vale la pena descargarla? Yo diría que no, que si estás contento con 6tag no vale la pena dar el salto.

Instagram para Windows Phone (2)

Compromisos vs calidad

Es cierto que Nokia ha presionado mucho para que no se dilatase en el tiempo la ausencia de Instagram pero, en mi opinión, lanzar una aplicación con estas funcionalidades tan recortadas es un paso atrás más que un gran avance.

La app de Instagram era algo muy esperado en Windows Phone, había muchas expectativas puestas en este lanzamiento.

No es descabellado pensar que existen compromisos entre empresas que se deben cumplir pero, si lo pensamos bien, la experiencia de uso de Instagram para Windows Phone está muy por detrás si la comparamos con los clientes para iOS o Android. Instagram esperó para lanzar un buen cliente en Android y tuvo un éxito espectacular; sin embargo, parece que esta vez no han sido extremadamente prudentes.

¿Si un producto no está listo para qué lanzarlo así? Además de los compromisos, Instagram tenía ante sí una "amenaza" en forma de los clientes no oficiales; algo que se ha hecho especialmente creciente en Windows Phone y que ha generado alguna que otra situación desagradable. Si le cierras tu API a los clientes oficiales pero no ofreces una alternativa en Windows Phone, evidentemente, los usuarios se van a enfadar mucho; pero si la alternativa es tan burda ¿alguno va a querer dar el salto?

Si Instagram quiere recuperar el control de los usuarios de Windows Phone tiene que lanzar un producto a la altura de las expectativas; algo que haga atractivo el salto para que los usuarios lo hagan de manera natural. Así es como, realmente, reduces las amenazas: marcando la diferencia y ofreciendo algo competitivo.

Ojalá Instagram no tarde mucho en subir el listón de este cliente; evidentemente, el lanzamiento de Instagram para Windows Phone es una muy buena noticia, solo espero que esto no signifique un giro radical con el uso de su API para lanzar a la cuneta a los clientes no oficiales.