Hace justo dos semanas, CyanogenMod nos daba una gran alegría al anunciar el lanzamiento de CyanogenMod Installer, una aplicación que nos permitía instalar fácilmente una nueva ROM en nuestro dispositivo Android. Si cambiar la ROM de nuestro terminal por una "cocinada" solía ser un proceso tedioso, la aplicación CyanogenMod Installer aspiraba a simplificar mucho las cosas y hacer que esta forma de personalización fuese accesible a todos los usuarios. Que hable de CyanogenMod Installer en pasado no es casualidad porque, en un movimiento inesperado, la aplicación CyanogenMod Installer ha sido retirada de Google Play.

Pues sí, parece que a Google no le deben hacer demasiada gracia las ROMs personalizadas y la libertad para personalizar el sistema operativo de nuestro smartphone porque CyanogenMod Installer, cuyo objetivo era hacer que este tipo de personalización fuese accesible a todos los usuarios, ha sido retirada de Google Play no por violar los términos y condiciones fijados para los desarrolladores que publican aplicaciones en el market de Google sino por algo tan peregrino como que cambiar la ROM implica anular la garantía del fabricante.

Es curioso que, con lo laxo que siempre ha sido Google en lo que se refiere a las aplicaciones que hay en Google Play, CyanogenMod Installer haya sido retirada apenas dos semanas después de su lanzamiento. De hecho, según relatan en el blog de CyanogenMod, desde Google solamente han ofrecido 2 opciones: que CyanogenMod retire la aplicación voluntariamente o, de oficio, la retiraría Google (en cualquier caso, CyanogenMod Installer se iba a terminar despidiendo de Google Play).

cyanogenmod installer

La verdad es que es muy paradójico que en una plataforma como Android, que es el exponente de la libertad, ocurran este tipo de situaciones tan anómalas. Evidentemente, la retirada de CyanogenMod Installer de Google Play no es, ni mucho menos, el final del proyecto; CyanogenMod ya ha comentado que el proyecto sigue adelante y que Android cuenta con recursos para bordear este obstáculo.

Dado que es posible instalar aplicaciones que no provengan del market oficial (una opción que encontramos en las opciones de seguridad bajo el epígrafe "orígenes desconocidos"), los usuarios siempre tendrán la opción de instalar CyanogenMod Installer a través de esta vía y, de hecho, ya está disponible su descarga (junto a las instrucciones de instalación) desde la web oficial de CyanogenMod.

Como nos podemos imaginar, CyanogenMod no entiende qué terminos o condiciones ha violado y, por tanto, no comprende el motivo de esta retirada. Si nos paramos a pensar un momento, lo que ofrecía CyanogenMod Installer era una puerta hacia la libertad que siempre se le ha supuesto a Android. Una ROM personalizada permite, entre otras cosas, mejorar la seguridad de un dispositivo o sacarle algo más de partido al hardware de un terminal; facilidades que mejoran la experiencia de uso y que, en mi opinión, no perjudican a Android sino más bien todo lo contrario, enriquecen el ecosistema.