Hace solo unos días entrevistábamos en exclusiva a Sandra Cauffman, Deputy Project Manager del proyecto MAVEN de la NASA, que supondrá el lanzamiento de una sonda para estudiar la parte alta de la atmósfera del planeta rojo.

El despegue de MAVEN tendrá lugar a las 1:28 p.m. ET, hora en la que la NASA tiene previsto abrir la ventana de lanzamiento de la sonda junto con el cohete Atlas V. En ese momento comenzará el viaje de 10 meses hasta su llegada a Marte el próximo mes de septiembre de 2014.

Durante la misión espacial, el proyecto MAVEN nos permitirá conocer más detalles sobre nuestro planeta vecino, por lo que desde ALT1040 queremos resumir esta misión y sus objetivos en números, con las cifras aportadas hasta el momento por el consorcio de la NASA y la Universidad de Colorado:

10 años de trabajo interrumpido únicamente por el shutdown de Estados Unidos

Como nos explicaba Cauffman la semana pasada, la historia de la misión MAVEN comienza hace una década, cuando tres científicos, entre los que destaca Bruce Jakosky, investigador principal del proyecto Mars Atmosphere and Volatile Evolution, determinaron que era necesario estudiar en profundidad la atmósfera del planeta rojo.Lograron obtener un permiso especial durante el shutdown para continuar su trabajo

Aquella idea terminaría en 2005 con el desarrollo de una propuesta inicial, aceptada por la agencia espacial norteamericana, que supondría que tres años más tarde, en 2008, se comenzara a esbozar el diseño preliminar de la sonda MAVEN.

En 2010 se aceptaría el lanzamiento para 2013, un éxito solo interrumpido por el famoso shutdown de la administración de Estados Unidos. Este parón supuso un retraso de dos días de la misión, ya que lograron obtener un permiso especial para continuar trabajando, por lo que pudieron superar la situación de standby del gobierno de Barack Obama.

MAVEN

El coste económico del proyecto

La importancia de la misión MAVEN a nivel científico es indudable. Estudiar la evolución de la atmósfera de Marte, así como la forma en la que el viento solar contribuye al escape de gases, nos permitirá saber más detalles de nuestro planeta vecino.La inversión asciende a 671 millones de dólares

Sin embargo, la sonda no es solo fundamental para conocer más aspectos sobre Marte, sino que además servirá de relé de comunicaciones de Curiosity y Opportunity, los dos rovers que trabajan en el planeta rojo. Este hecho contribuyó de manera decisiva a que el gobierno de Estados Unidos otorgara el permiso especial a MAVEN para que la misión continuara con su trabajo durante el shutdown.

Pero la importancia científica también viene respaldada por cifras económicas, puesto que el presupuesto de MAVEN asciende a 671 millones de dólares, según los datos facilitados por la propia Universidad de Colorado, entidad que colabora de manera estratégica en este proyecto.

10 meses de viaje para entrar en la órbita de Marte

El trabajo del equipo de la NASA encargado del lanzamiento no se detendrá hoy, sino que continuará de manera sostenida durante los próximos meses. Y es que MAVEN tardará diez meses en llegar al planeta rojo, por lo que se deberán evaluar todos los equipos y sistemas de operaciones con los que cuenta la sonda, para comprobar que todo funciona de manera correcta.

En septiembre de 2014, MAVEN aún tendrá 5 semanas para ajustar su órbita definitiva antes de empezar a recabar datos sobre la atmósfera de Marte, un trabajo que tendrá una duración inicial de un año.

MAVEN

MAVEN podría trabajar a solo 150 kilómetros de la superficie

La órbita de la sonda alrededor de Marte será elíptica La información que manejan desde la NASA nos explica que la sonda seguirá una órbita elíptica alrededor del planeta, de forma que el punto más cercano a la superficie marciana se situará a solo 150 kilómetros. A esta altitud, MAVEN será capaz de tomar datos muy precisos sobre la atmósfera, midiendo la composición de gases e iones.

De manera simultánea, MAVEN se encontrará en su localización más elevada sobre Marte cuando se encuentre a 6000 kilómetros de su superficie, de forma que a esa altitud, será capaz de tomar imágenes globales del planeta. Esta combinación de cercanía y lejanía permitirá que contemos con datos muy precisos sobre la evolución de la atmósfera marciana.

Una sonda de 11,4 metros y 2550 kg

El trabajo realizado por la misión MAVEN también se resume en las características técnicas de la sonda: mide solo 11,4 metros y pesará en el momento del lanzamiento 2550 kg (lo que incluye el total del combustible). Por tanto, MAVEN es una sonda sofisticada y compacta, dos características que ayudan a entender su trabajo alrededor de Marte.Cuenta con tres equipos básicos de instrumentación para realizar las mediciones

Sus tareas se realizarán gracias a tres equipos fundamentales de instrumentación: el Particles and Fields Package, construido por la Universidad de California, el Remote Sensing Package diseñado por la Universidad de Colorado y el Neutral Gas and Ion Mass Spectrometer, fabricado por la NASA. Estos instrumentos, como nos comentó Sandra Cauffman, ya han sido probados en otras misiones.

Como vemos, el lanzamiento de la sonda MAVEN se puede resumir en diversas cifras que auguran el éxito de la misión liderada por la NASA. Si el despegue y el viaje hasta Marte van según lo previsto, podríamos tener más información sobre el planeta rojo a medio plazo, lo que sin duda es una gran noticia para la ciencia.