Hace unas horas se confirmaba uno de los rumores más comentados en los últimos meses: finalmente Apple compra PrimeSense, startup israelí responsable del sensor incluido en el Kinect, y todos empezamos a pensar en sus posibles usos. El abanico de posibilidades es enorme, así que vamos a imaginarnos cómo podría implantarse esta tecnología en los futuros productos de la compañía.

Kinect ha sido, sin duda, uno de los dispositivos que más ha dado que hablar en los últimos años. De su lanzamiento para la Xbox 360 hemos visto como este producto era capaz de separarse del mundo de los videojuegos y era utilizado en todo tipo de escenarios distintos: programación, arte, medicina, etc. Imaginemos cómo podría aprovecharse esta tecnología en los dispositivos que Apple tiene en la actualidad y los que estaría desarrollando.

iTV

Apple compra PrimeSense

Tendría mucho sentido una televisión sincronizada con el App Store
Es el uso más lógico, ya que el Kinect fue lanzado para interactuar de esta manera. La tecnología y el conocimiento de PrimeSense podría aplicarse en el Apple TV y cualquiera de sus mutaciones posteriores, ya que por el momento se desconoce cuáles son los planes que la compañía tiene para el dispositivo y como encajaría en el supuesto desarrollo de una televisión propia.

En los últimos años, la compañía ha trabajado mucho para ofrecer la "experiencia Apple" en todos sus dispositivos, algo que también seguramente veríamos en su televisión. La compra de PrimeSense aviva estos rumores y da pequeñas pistas sobre lo que podríamos llegar a ver: control mediante gestos, aplicación en videojuegos, posible integración con Siri, etc.

Tiene mucho sentido una televisión de Apple sincronizada con el App Store y haciendo uso de la tecnología de PrimeSense. Con un comando de voz podríamos encenderla (al más estilo Xbox One) y elegir algunas de las aplicaciones descargadas y reproducir vídeos, navegar por nuestras fotos de iCloud, Facetime y videojuegos.

Videojuegos

Apple compra PrimeSense

El usuario podría interactuar sin la necesidad de tocar la pantalla
Apple está cambiando el mercado de los videojuegos. "Pequeños" aplicaciones consiguen muchas veces más beneficios que juegos de franquicias históricas lanzadas en videoconsolas. iOS ha creado un nuevo escenario en el que cualquier desarrollador con un buen producto puede llegar rápidamente a millones de dispositivos, algo que hace años era impensable.

Otra de las utilidades obvias de la tecnología incluida en Kinect es su aplicación en los videojuegos. Además de la apuntada televisión, creo que de incluirse esta tecnología en dispositivos móviles daría muchas posibilidades a los desarrolladores. Por ejemplo, productos como el iPad (el cual suele estar equipado de su inseparable Smart Cover) podrían dejarse apoyados sobre una superficie y hacer que el usuario interactúe sin necesidad de tocar la pantalla. Sin ir más lejos, hace unos meses os hablábamos de Structure Sensor, un exitoso proyecto en Kickstarter que transformaba tu tablet en un escáner 3D.

De ser verdad, sería un ataque directo a Xbox (como es obvio) y a Nintendo, ya que Sony no apuesta tan fuerte por el uso de esta tecnología y este tipo de videojuegos. Los números de venta que presenta la 3DS son mucho más positivos que los de la PS Vita, pero de todos modos, ambas compañías están viendo como el mercado de los dispositivos móviles están arrebatándole parte de sus beneficios.

Seguridad

Apple compra PrimeSense

La seguridad es una de las prioridades de Apple
Con el iPhone 5s llegó el Touch ID, una nueva manera de desbloquear nuestro teléfono, ofreciendo una alternativa al clásico código de bloqueo. Apple ha demostrado en los últimos años que la seguridad de sus usuarios es una de sus prioridades, algo que me hace pensar en futuras aplicaciones de la tecnología de PrimeSense en este término.

Podría ser una nueva manera de que nuestros dispositivos nos reconozcan, no sólo por tema de seguridad, sino para que cada usuario tenga su perfil con sus diferentes configuraciones y aplicaciones (sobre todo en esa posible televisión). En ese mismo producto se podría establecer una especie de cámara de seguridad para que nos avise si hay un determinado movimiento en la casa etc.

Por otra parte, estamos inmersos en un clima de preocupación sobre la seguridad y nuestros derechos en la Red. Que un dispositivo como Kinect nos pueda estar monitorizando en todo momento, además de los usos que ya se conocen, ha dejado a muchos usuarios intranquilos sobre qué haría Microsoft con toda esa información a la que tiene acceso. Si acaba materializándose, Apple tendrá que enfrentarse al mismo tipo de críticas.

OS X

Apple compra PrimeSense

Productos como el Leap Motion son una muestra de que existe un interés Otro terreno donde PrimeSense podría incorporar muchas novedades. Tanto los portátiles de Apple como los modelos de iMac incorporan una cámara (iSight) para que podamos comunicarnos mediante videoconferencias, otra de las preocupaciones de muchos usuarios en cuanto a seguridad, existiendo la posibilidad de que mediante algún tipo de malware te estén espiando o grabando para utilizar esas imágenes con fines delictivos.

Productos como el Leap Motion son una muestra de que existe un mercado posible para este tipo de tecnología en nuestras Macs. A las utilidades descritas anteriormente se le suma la posibilidad de manejar aplicaciones más profesionales: diseño, presentaciones, multimedia, etc.

iWatch

Apple compra PrimeSense

Nuevos productos necesitan nuevas experiencias
Junto con la televisión, otro de los productos "ficticios" de los que más hemos oído hablar en los últimos meses. Apple, haciendo gala de su preocupación por el diseño exterior, ha ido contratando diferentes profesionales cercanos al mundo de la moda que podrían servirles de ayuda para comercializar su iWatch.

Nuevamente, PrimeSense podría jugar un factor esencial en este dispositivo, permitiendo que el smartwatch reconozca cuando lo estemos mirando y habilitar nuevas funciones dependiendo de como interactuemos con él. Nuevos productos necesitan nuevas experiencias, es una de las claves del éxito de Apple en los últimos años. Si simplemente replicamos la interfaz e interacción del smartphone en nuestro reloj seguramente obtendremos un resultado pésimo, algo, que en mi opinión (y en la de Samsung), le ocurre al Galaxy Gear.

Obviamente, la última palabra la tiene Apple (y PrimeSense). Me imagino que en los próximos productos que lance la compañía veremos algunas consecuencias (positivas) de este acuerdo. Como vemos, existe una gran cantidad de dispositivos que se podrían beneficiar de la tecnología y conocimientos de la startup israelí, sólo es cuestión de tiempo.