Samsung

La compañía surcoreana Samsung ha decidido poner fin a su particular guerra de patentes en Europa durante los próximos cinco años, con el objetivo de evitar una multa histórica por parte de las autoridades europeas.

Con este compromiso, Samsung admite que no volverá a poner ninguna demanda judicial para impedir la comercialización de productos a terceras empresas que se basen en sus propias patentes esenciales, relacionadas con tecnologías propias de smartphones o tablets. Este fin de la guerra de patentes será admitido solo en el caso de que las compañías acepten un determinado acuerdo de concesión de licencias.

Hace dos años, Samsung se había lanzado a los tribunales de varios países miembro de la Unión Europea, en el marco de su particular guerra contra Apple. Con ese objetivo, la surcoreana había iniciado en 2011 varios procesos judiciales, tratando de distorsionar en parte la competencia europea en el mercado de smartphones y tablets.

Samsung había realizado un compromiso similar en 1998Un año después, la Unión Europea tomaba cartas en el asunto, iniciando un proceso de investigación para determinar si Samsung había usado sus patentes esenciales de manera abusiva, en su particular guerra contra Apple y otras empresas.

Una vez que este proceso comunitario llega a su fin, las autoridades de Bruselas iban a interponer a Samsung una multa histórica, que la compañía surcoreana trata de evitar a toda costa.

Y es que su actuación en los últimos años violaba un compromiso anterior, por el que la compañía "concedería licencias en condiciones justas, razonables y no discriminatorias para el uso de cualquier patente esencial relacionada con los estándares europeos de telefonía móvil".

Este acuerdo anterior, asumido ante el Instituto Europeo de Estándares de Telecomunicaciones en 1998, no ha sido cumplido por parte de Samsung en los últimos años. Por este motivo, la Comisión Europea abrirá a consulta durante un mes el compromiso de la compañía surcoreana, con el fin de escuchar a todas las partes del sector.

De no presentarse alegaciones, la Unión Europea cerraría el proceso de investigación sin sancionar a Samsung. En palabras de Joaquín Almunia, Vicepresidente y Comisario Europea de la Competencia:

"Espero recibir el feedback de otras compañías del mercado sobre las propuestas que ha realizado Samsung. Hacer cumplir las patentes a través de requerimientos judiciales puede ser perfectamente legítimo. Sin embargo, cuando las patentes son declaradas esenciales para aplicar los estándares europeos de telefonía móvil, cualquier tipo de abuso debe ser prevenido, para que los consumidores no sufran las negativas consecuencias de la llamada "guerra de patentes". Si encontramos una solución satisfactoria en este caso, se podrá aportar más claridad al conjunto del sector sobre este tipo de cuestiones."

La respuesta de Samsung podría poner fin a la llamada guerra de patentes tecnológicas en el caso europeo. ¿Se cumplirá esta vez el acuerdo y dejaremos de ver los requerimientos judiciales en los tribunales? ¿Qué harán Apple y otras empresas ante este último compromiso de la compañía surcoreana? Lo sabremos a lo largo de este mes.