paciencia

Alan Cleaver (Flickr)

Lo reconozco: soy de esas horribles personas que hace esperar a sus conocidos. Quien me conozca tiene el sentido de la **paciencia** demasiado desarrollado. Pero hoy en ALT1040 no os vamos a hablar de ese don raro que aumenta al reunirse con los típicos tardones.

Nuestro propósito es contaros un estudio que habla de la paciencia desde otra perspectiva: las **elecciones intertemporales**. Esa es la definición que han propuesto investigadores de la Universidad de Chicago y de Hong Kong en su último estudio, publicado en la [revista Organizational Behavior and Human Decision Processes](http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0749597813000204).

Su trabajo ha evaluado el **comportamiento** de voluntarios procedentes de China, Hong Kong y Estados Unidos. Y las conclusiones resultan sorprendentes, y más si las ponemos en el contexto de un mundo en el que se favorece la **gratificación instantánea**. Lo queremos todo ahora. Y lo queremos todo ya.Vivimos en el mundo de las compensaciones instantáneas

Los científicos ofrecieron a los voluntarios la posibilidad de registrarse en un estudio *online*, de forma que recibieran una pequeña compensación económica por su participación. De esta manera, fueron divididos en **tres grupos distintos**: los que debían esperar entre 3 y 23 días, los que debían hacerlo en un período de 30 ó 50 días y los que tenían que probar su paciencia el mismo tiempo que el segundo grupo, pero debiendo elegir su recompensa más tarde.

Los individuos del primer grupo debían decidir si escogían esperar 3 días y ganar 50 dólares, o esperar veinte días más, para obtener 55 dólares. En este caso, se observó la poca paciencia de los voluntarios, pues solo el **31% de ellos decidió esperar 23 días**. Preferían, por tanto, la gratificación más instantánea.

En el caso del segundo grupo, el 56% de la gente decidió esperar 50 días en vez de los 30 iniciales, para así ganar 55 dólares en lugar de 50. Este **incremento de tiempo** se asociaba a un mayor grado de paciencia, aunque el aumento no era realmente significativo.Esperar provocaba una mayor paciencia y un aumento del dinero recibido

El tercer conjunto de voluntarios fue similar al segundo grupo, solo que además de esperar un período de entre 30 ó 50 días, debían elegir su recompensa una vez transcurridos 27 días. Cuando ya había pasado ese tiempo, tenían que decidir si esperar solo tres días más para contar con 50 dólares en sus bolsillos, o bien retrasar esa gratificación hasta los 50 días, y así tener 55 dólares.

En este caso, sorprendentemente, se vio de manera clara que la paciencia aumentaba a medida que se incrementaba el tiempo de espera. Para el tercer grupo de individuos, **el 86% de los voluntarios decidió esperar a que pasaran 50 días**. Este porcentaje, diferente al del segundo grupo, se asoció al tiempo transcurrido en la elección (ya que no tenían que decidir al inicio del experimento, sino una vez transcurridos 27 días).

La explicación a este **comportamiento diferencial** la da el investigador Ayelet Fishbach en una [entrevista](http://www.sciencedaily.com/releases/2013/10/131001192200.htm?utm_source=feedburner&utm_medium=feed&utm_campaign=Feed%3A+sciencedaily%2Fmind_brain+(ScienceDaily%3A+Mind+%26+Brain+News)) en **Science Daily**:

Cuando la gente espera, tiende a valorar más lo que está esperando, por lo que ese aumento de valor les hace más pacientes.

Este trabajo de investigación valora una de las cualidades humanas más sorprendentes: la paciencia. En un mundo en el que normalmente solemos requerir las compensaciones y gratificaciones casi de manera instantánea, resulta curioso ver cómo **el paso del tiempo nos vuelve más pacientes**. Y es que como dice el refrán, *la paciencia es la madre de la ciencia*, y parece ser que mejora con el tiempo.