Un nuevo reporte afirma que la NSA archiva información de usuarios de internet bajo cualquiera de sus programas de recolección de datos. Esta información recolectada es almacenada por 365 días, sin importar si el usuario está bajo investigación o no.

La información que es archivada por la NSA, es conocida como metadata y se refiere al récord de prácticamente todo lo que el usuario hace mientras navega. Esto puede incluir desde el historial de navegación y/o búsqueda, detalles de una cuenta, actividad en su email e incluso algunas contraseñas. Todo esto con el objetivo de hacer un mapa de la vida de cualquier individuo. Mientras la administración de Obama asegura que la NSA sólo monitorea las redes de las personas que están bajo investigación, este reporte asegura que el gobierno de Estados Unidos almacena grandes cantidades de metadata.

Entre los documentos que se liberaron al respecto, incluidos los de Edward Snowden, se hace notar que la NSA tiene diversos lugares físicos en los que almacena la información que obtiene. Uno de ellos es llamado "Marina", haciendo referencia a las Instalaciones de comunicaciones satélitales para la defensa Australiana y la estación de comunicaciones navales (HMAS Harman). En esta locación, toda la metadata que se obtiene de los usuarios en internet es almacenada por 365 días.

Lo interesante aquí, sin embargo, no es que el gobierno de Estados Unidos esté recolectando y almacenando datos; ya que eso ya había sido revelado. Sino que toda la metadata almacenada por la NSA es utilizada para crear mapas de la vida de diversos individuos (muchos individuos) que pueden o no estar implicados en algún acto delictivo. Estos mapas le dan la habilidad a la NSA para encontrar futuras víctimas. Pero el costo para hacer este análisis es invadir la vida privada de muchos usuarios de internet.

Y esta no es la única manera en la que la NSA recolecta datos. Programas como PRISM, que opera con diversas compañías de internet, le permite a la NSA tener datos de individuos sin obstruir algún tipo de garantía individual. Este programa del gobierno de Estados Unidos también colecciona información a través de los cables de fibra óptica que son el corazón del internet. El hecho de que la NSA no esté utilizando la información que obtiene sólo para localizar información y/o detectar posibles víctimas quiere decir que Estados Unidos tiene los ojos puestos en todo el internet. Literalmente.