Se considera que entre el 10-15% de los casos de cáncer están causados por algún tipo de virus. En muchas ocasiones, los investigadores ya saben qué elementos víricos provocan cada tumor (este es el ejemplo clásico del virus del papiloma humano). Sin embargo, conocer cuáles son exactamente todos los virus relacionados con el cáncer ayudaría en la prevención, diagnóstico y tratamiento de esta enfermedad.

Varias veces hemos tratado en ALT1040 el complejo tema del cáncer. No se trata de una única enfermedad, sino de múltiples tipos, cada uno con sus características peculiares y diferenciales en cuanto a prevalencia, cambios en el ADN asociados y pronóstico.

Los virus, fatídicos aliados del cáncer

En ocasiones, los virus son los responsables de la transformación maligna de algunos tipos de células, de forma que pasan de ser sanas a provocar tumores. El mecanismo de acción de estos virus relacionados con el cáncer se basa en alterar algunos tipos de genes importantes, los conocidos como protooncogenes y genes supresores de tumores.

De este modo, la función de estos virus consiste en alterar peligrosamente los mecanismos naturales de protección que presentan nuestras células, que no son otros que los aceleradores o frenos del ciclo celular. Gracias a ello, consiguen que las células tumorales se dividan de forma descontrolada, una de las características principales de los tumores.

virus relacionados con el cáncer
AHT (Flickr)

Entre los virus relacionados con el cáncer se encuentran algunos ejemplos muy conocidos por los profesionales médicos y los investigadores. Además del virus del papiloma humano que mencionábamos antes, relacionado con el cáncer de cuello de útero, se unen a esta lista el virus de la hepatitis B o C, asociado al cáncer de hígado o el **virus de Epstein–Barr, fuertemente asociado con algunos tipos raros de cáncer, como el linfoma de Burkitt.La secuenciación de ADN juega un papel clave en la investigación del cáncer

Como vemos, son muchos los virus relacionados con el cáncer, y dado que en un porcentaje importante son la causa principal del desarrollo de esta enfermedad, su estudio es clave para la medicina. Con la llegada de las técnicas de secuenciación del ADN, es más fácil detectar si el genoma vírico se ha integrado en el ADN de las células tumorales.

Un mapa detallado para conocer a fondo estos virus

Iniciativas de investigación como las realizadas por el consorcio The Cancer Genome Atlas ha logrado que avancemos mucho en la genética del cáncer. De los datos generados por este macroproyecto, investigadores de la University of Gothenburg han realizado el mapa más detallado existente hasta el momento sobre los virus relacionados con el cáncer.Analizaron si el genoma viral se encontraba en los tumores estudiados

En particular, usaron la información transcriptómica existente hasta el momento (es decir, los patrones de expresión genética conocidos) para elaborar un mapa sobre la expresión viral y la relación entre los diferentes virus relacionados con el cáncer. De forma específica, se fijaron si el genoma vírico estaba integrado en el ADN de las células tumorales.

De este modo, vieron los virus asociados a 19 tipos de cáncer, tras analizar la expresión del genoma de estos virus en más de 4.000 tumores. Un trabajo de investigación, sin duda, muy laborioso, pero que sienta las bases para estudiar en mayor profundidad los virus relacionados con el cáncer.

virus relacionados con el cáncer
Jensflorian (Wikimedia)

Uno de los resultados más importantes es que no hallaron ningún tipo de virus en algunos tumores en los que la causa es desconocida, y hasta ahora se asociaban con posibles infecciones víricas. Este es el caso, por ejemplo, del cáncer de mama invasivo (a veces relacionado con el virus de Epstein-Barr) o el glioblastoma multiforme, un tumor de cerebro muy agresivo, en el que el citomegalovirus podría haber jugado algún papel.

Las conclusiones de los investigadores suecos, publicadas en Nature Communications, descartan que estos dos tipos de tumores se asocien con algún virus. Como vemos, este trabajo es una buena muestra del importante papel que ya está jugando la secuenciación del ADN en la medicina personalizada.