FACUA

Tal y como habían avisado en varias redes sociales, FACUA - Consumidores en Acción, ha ido revelando en una rueda de prensa un fraude sobre cursos de community manager. Por medio de su portavoz, Rubén Sánchez, la organización no gubernamental ha ido dando a conocer los detalles de este engaño, del cual se pueden conocer los pormenores buscando en Twitter con el hashtag #fraudeCM y en un streaming en directo.

Minutos antes de que empiece la rueda de prensa, Rubén Sánchez, ya apuntaba como responsable de este fraude a María Rosa Díez, la cual según su perfil de Twitter se declara como "empresaria, CEO y propietaria de varias compañías, presidenta de AEPROSOME, asesora de los Cuerpos de Seguridad del Estado, Profesora Universidad Politécnica..."

Todos las acusaciones recaen sobre la misma persona, FACUA y Sánchez, acusan a María Rosa Diez de hacerse pasar por asesora y profesora de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado para ofertar cursos Online de community manager. Para captar alumnos, la acusada afirmaba en sus perfiles que llevaba años asesorando a dichas cuerpos, algo que se puede comprobar en la fotografía inferior.

El 74% de sus seguidores en Twitter serían cuentas falsas En su perfil en LinkedIn, aseguraba que era "asesora y profesora" de la Policía desde el año 2007 y de la Guardia Civil desde el 2009. Por su parte, el departamento de prensa de la Guardia Civil a afirmado que "en ninguna ocasión ha impartido formación alguna a personal del Cuerpo" y apunta que si alguna vez la señora Díez estuvo en una conferencia fue en calidad de alumna u oyente, no como docente.

La profesión de community manager es una de las más demandadas en la actualidad. FACUA denuncia que Díez se aprovechaba de esta moda y captaba clientes gracias a slogans falsos. Además, utilizaba métodos criticables para poder aparentar una posición importante en la red, ya que el 74% de sus seguidores en Twitter serían cuentas totalmente falsas. FACUA asegura ya haber remitido una denuncia contra María Rosa Díez Flaquer en la Dirección General de Consumo de la Comunidad de Madrid para que se investigue lo ocurrido y cesen estas actividades.