Tom Raftery (Flickr)

El 15 de enero del año 2009, el vuelo 1549 de US Airways realizó un aterrizaje de emergencia sobre el río Hudson; una noticia que tuvo una gran repercusión y que circuló, casi en directo, a través de Twitter. Gracias a Twitter podemos estar informados de lo que ocurre, prácticamente, en cualquier lugar del mundo y, evidentemente, su capacidad de difusión puede llegar a ser fundamental en situaciones de emergencia. Con esta idea, la red social de *microblogging* ha presentado un nuevo recurso llamado Twitter Alerts, un recurso que permitirá a entidades gubernamentales y servicios de emergencia el envío de comunicados y avisos ante situaciones de emergencias, desastres naturales o situaciones en las que las comunicaciones por los cauces habituales se vean interrumpidas.

En una situación de emergencia, la información puede convertirse en algo vital y de gran importancia. Los servicios de emergencia necesitan canales que les permitan difundir información de interés y, en determinados momentos, la televisión o la radio pueden no ser el mejor canal a usar. Internet es, sin duda alguna, un potente canal de difusión (a veces, mucho más potente que la radio y la televisión) y, con esa idea, Twitter ha querido aportar la capacidad de difusión de su servicio y transformar en una herramienta algo que se pudo ver, por ejemplo, durante el terremoto de Japón.

Cuando un usuario se suscribe a las alertas de una cuenta que utiliza Twitter Alerts, el servicio nos notificará mediante SMS cuando se publiquen nuevas alertas y, en el caso de usar los clientes oficiales de iOS y Android, recibiremos alertas vía *push*. Dicho de otra forma, a través de Twitter Alerts siempre estaremos informados de las alertas que sucedan y, de hecho, los mensajes de alerta se marcarán con un distintivo dentro del *timeline* (una campana de color naranja).

¿Y el servicio funciona? Twitter ha puesto en marcha Twitter Alerts en **Estados Unidos, Corea del Sur y Japón**; un piloto con el que esperan poder ir ampliando el alcance a entidades públicas y ONGs de todo el mundo.