Muchos acontecimientos importantes para Microsoft en muy poco tiempo. Primero llegó la noticia de que Steve Ballmer se retiraría en los próximos 12 meses y hoy amanecemos con una noticia bomba: Microsoft compra la división de dispositivos y servicios de Nokia. Esa compra va acompañada del actual CEO de la compañía, Stephen Elop, el cual vuelve a Microsoft en un momento perfecto y se postula como el mayor candidato para sustituir a Ballmer.

Se rumoreaba mucho que Steve Ballmer dejaría su puesto antes de cumplirse los 12 meses, y empieza a parecer cierto. Ballmer es una persona que, por muchos motivos, no ha dejado indiferente a nadie durante toda su carrera en Microsoft. A sus decisiones acertadas y controvertidas le han acompañado una forma de ser a veces demasiado "enérgica", regalándonos momentos que quedarán para siempre en la historia de la compañía.

Elop me parece uno de los mejores CEO que hemos visto últimamente
Con la noticia de la retirada de Ballmer empezaron las quinielas con sus posibles sucesores y, premonitoriamente, Stephen Elop ya estaba en ellas. Con la compra sobre Nokia, la visión de Elop como CEO cobra mucho más sentido. Está claro que Microsoft quiere dar un empuje a su división de smartphones y se ayudará de la experiencia de la compañía finlandesa en este campo para intentar conseguirlo. El candidato ideal para dirigirlo es, sin duda, Stephen Elop.

Stephen Elop ha conseguido ir devolviendo a Nokia, poco a poco, una apuesta más convincente y una posición más favorable. A mayores de sus decisiones, de cara al público me parece uno de los mejores CEO que hemos visto últimamente. Con la presentación del Lumia 1020, hizo una muestra de su dominio del escenario. Es un comunicador mucho más elegante que Ballmer, consigue transmitir la información sin ese nerviosismo "de vendedor" que utiliza el CEO de Microsoft. Si finalmente se convierte en el relevo de Ballmer, sería una excelente noticia para la compañía. A mi, personalmente, no se me ocurre un candidato mejor en estos momentos.