exploración espacial

La NASA está buscando mejores formas de explorar el espacio y en las últimas semanas ha logrado conseguir la aprobación del presupuesto para la fase dos del proyecto "Innovative Advanced Concepts" con el objetivo de lograr llevar a cabo seis ideas futuristas de exploración espacial. Estas ideas tienen conceptos con tecnologías que podrían convertirse en las próximas herramientas para lograr aprender más del universo.

Esta fase tendrá una duración de dos años un presupuesto de 500,000 dólares para investigación y desarrollo de las seis propuestas. La fase uno de este proyecto recibió 100,000 dólares para conducir una investigación previa por un periodo de nueve meses. De esta primera fase fue que salieron las ideas para llevarse a cabo en la segunda parte. Todos los proyectos que se recibieron durante la primera fase fueron evaluados en cuanto a su viabilidad, su potencial técnico y la innovación en el área de la exploración espacial.

Los seis proyectos están en sus primera etapa de desarrollo y la NASA asegura que algunos de ellos podrían tardar hasta 10 años para poder hacer pruebas en el espacio. Sin embargo, son considerados proyectos críticos para la exploración espacial y el aprendizaje. Estas son las 6 ideas que se llevarán a cabo durante esta etapa:

    - Nave espacial de vuelo en formación con propulsores láser
    - SpiderFab: arquitectura para la puesta en órbita de la construcción de aberturas Kilómetro-Escala
    - Un detector de ondas gravitatorias basado en un interferómetro atómico
    - Super Ball Bot: estructuras de aterrizaje y exploración planetaria
    - Exploración Nomadic: rutas de la sostenibilidad solar y el clima templado
    - Sistemas de recolección de muestras para Ambientes Extremos: Fase II

Aunque algunos de estos proyectos ya tienen dos o tres años en desarrollo, su análisis es crítico para la NASA ya que representa un punto de partida para la exploración espacial y una guía para la inversión en tecnologías de este tipo. Además, la NASA asegura que estas ideas están inspirando otros proyectos internos y también han llamado la atención de algunos inversionistas externos. Una buena noticia considerando que el desarrollo de estos proyectos requiere de mucho tiempo y dinero. Y quién sabe, tal vez en un futuro no tan lejano podamos ver volar la primer nave espacial a la velocidad de la luz.