Gato Astronauta

Irán ha anunciado que planea lanzar un gato persa al espacio para marzo del próximo año. El gato astronauta será persa y está siendo considerado para ser el segundo felino (algunos dicen que el tercero) en ser llevado a la estrellas. Tiene más de 50 años que se lanzó el último gato al espacio desde Francia.

En la lista de animales que viajaron al espacio, se encuentran perros, monos, moscas, tortugas, entre otros. El primer gato astronauta fue llamado Félix. Existe mucha controversia alrededor de este lanzamiento ya que, mientras algunos dicen que efectivamente fue Félix el primer gato en viajar al espacio; otros dicen que, en realidad, fue un gato llamado Felicette ya que Félix escapó antes del lanzamiento. Los investigadores franceses, por su parte, aseguran que fue Felicette el primer gato astronauta y no Félix. Incluso algunos aseguran que fue primero Félix y, después, Felicette. Por lo pronto, este sigue siendo un misterio sin resolver.

Felicette (o Félix), viajó un total de 120 kilómetros y el programa espacial de Irán piensa lanzar este gato astronauta persa a la misma distancia. En esta ocasión se usará un cohete de combustible líquido, más grande que el que lanzó a Felicette que era de combustible sólido y que no alcanzaba mucha distancia y que, además, tenía que ser más pequeño.

El único problema con el gato astronauta es que la única razón por la que será mandado al espacio puede ser porque el presidente de Irán, Mahmoud Ahmadinejad, dijo a principios de este año que él quería ser el primer astronauta iraní. Aunque también puede deberse a que el programa espacial de Irán anunció que quiere tener sus propios satélites en el espacio para monitorear desastres naturales, mejorar las telecomunicaciones y expandir la vigilancia militar en la región.

Sea cual sea el caso, los animales suelen ser los menos beneficiados con estos lanzamientos ya que muchos (o todos) pierden la vida en el proceso debido a la falta de tecnología necesaria para llevar a cabo estos experimentos. Si bien es cierto que los avances tecnológicos de cada región del mundo son diferentes, sabemos que Irán no tiene la tecnología necesaria para garantizar la vida del gato astronauta. Sin embargo, ya son muchos los animales que han sacrificado sus vidas para que el ser humano logre viajar al espacio.