Hace tiempo que se viene hablando del retroceso de BlackBerry en el mercado. Los terminales de la compañía, a pesar de ser buenos, no han tenido impacto en el mercado y Windows Phone les ha adelantado en muchos mercados; una situación que, evidentemente, se ha visto reflejada en las cuentas de la compañía. Ayer se rumoreaba que BlackBerry iba a llevar a cabo un drástico plan en el que despediría al 40% de sus empleados, un rumor que acaba de materializarse en el anuncio del despido de 4.500 empleados al reducirse en un 50% los ingresos de la compañía.

Que las ventas de BlackBerry no estaban en su mejor momento era algo más que evidente; a pesar de haberse esforzado con BlackBerry 10 y su nueva gama de terminales, la compañía no ha convencido al público y ha visto cómo actores como Windows Phone y Android le han tomado la delantera, incluso en mercados en los que tradicionalmente era el líder (caso de México, por ejemplo). Este desplome de las ventas, obviamente, se ha visto reflejado en los números de la compañía y los ingresos han quedado muy por debajo de los objetivos fijados.

Según se ha comentado a través de Twitter, el volumen de negocio de BlackBerry apenas habría alcanzado el 50% de los objetivos previstos y, de hecho, habrían acumulado unas pérdidas de alrededor de 950 millones de dólares. BlackBerry esperaba ingresar 3.000 millones de dólares durante el segundo trimestre de este año 2013, sin embargo tan solo han entrado en la compañía alrededor de 1.600 millones de dólares y se han vendido únicamente 3,7 millones de terminales.

Si el Wall Street Journal apuntaba ayer a que los malos resultados terminarían con un drástico adelgazamiento de la compañía (que afectaría al 40% de los 12.700 empleados), el anuncio de este despido implica que BlackBerry prescindirá del 35,43% de su plantilla, un brutal plan de ajuste de la compañía que la deja en una situación muy complicada cara al futuro.

Acciones de BlackBerry en NASDAQ

El futuro de BlackBerry

La noticia, realmente, no podría llegar en peor momento puesto que, para este fin de semana, se esperaba el lanzamiento de BlackBerry Messenger para Android e iOS. Con un plan de ajuste como este, es muy complicado trazar una estrategia de crecimiento o de recuperación del terreno perdido y, la verdad, es que la imagen de la compañía en estos momentos nos hace pensar que las cosas nunca van a ser iguales.

A pesar que esta semana la compañía lanzase un nuevo terminal, el Z30, el viaje de la compañía canadiense por el terreno del hardware cada vez tiene sus días más contados. BlackBerry está viviendo una profunda crisis en la que tiene ante sí una encrucijada que determinará si la compañía sobrevive y es capaz de reinventarse. No es un secreto que la compañía se plantea la búsqueda de un comprador que pueda reflotarla y, en más de una ocasión, se ha comentado que BlackBerry se podría escindir en dos empresas (una enfocada en software y servicios y otra enfocada en el hardware).

BlackBerry Q5 2

Realmente, los servicios parecen ser el punto fuerte de la compañía y es algo que lleva demostrando desde hace años. De hecho, BlackBerry ha sabido mirar más allá de su ecosistema y es de los pocos fabricantes que ha comprendido lo heterogéneo que es el mercado y ha mirado tanto a iOS como Android como un posible nicho de mercado. Pensemos por un momento en algunas de estas piezas: BES 10, BlackBerry Messenger para iOS y Android o Blackberry Mobile Fusion (ahora integrado en BES 10 y que fue uno de los primeros productos de BlackBerry que eran multiplataforma); unas piezas que dibujaban a BlackBerry como una muy buena compañía de servicios y software que, quizás, pueda ser la actividad en la que la compañía se termine centrando.

BlackBerry pretende recortar sus gastos un 50% desde ahora hasta el año 2015, un tremendo plan de ajuste que la va a obligar a reducir radicalmente su actividad; por tanto, no le quedará otro remedio que vender o elegir en qué rama de su negocio quiere poner todo su esfuerzo para evitar su desaparición.

Una noticia muy triste para todos aquellos cuyo primer smartphone fue una BlackBerry y quedábamos asombrados con el funcionamiento del push y cómo se sincronizaban nuestros mensajes de correo electrónico con nuestro buzón de correo corporativo.