Hipertextual sigue en San Francisco cubriendo todas las novedades en el IDF 2013. Entre ellas, probablemente la más sonada ha sido la presentación definitiva de Intel Bay Trail, el nuevo sucesor de la línea Atom cuyas funcionalidades pueden resumirse brevemente en dos puntos: rendimiento muy superior a sus equivalentes en ARM y precios bajos.

No ha tardado mucho Asus en hacer gala del nuevo SoC de Intel y unas horas más tarde presentaba el nuevo Asus Transformer Book T100: 10,1 pulgadas de pantalla, 11 horas de duración de batería, 32 GB de almacenamiento con Intel Bay Trail a tan sólo $349 dólares, $399 para la versión de 64GB. Un precio increíblemente bajo para un equipo de estas características que cierra la hoja de especificaciones con 2GB de RAM y 1070 gramos de peso. El lanzamiento está previsto para el 18 de octubre (junto con Windows 8.1, que vendrá preinstalado) y además incluye Office 2013 y una suscripción de almacenamiento online ilimitado en Asus WebStore. Una ganga.

Asus Transfomer Book T100 frontal

Como híbrido que es, en el Asus Transformer Book T100 podemos separar teclado y pantalla para quedarnos con un tablet que cumple con la mismas funcionalidades descritas hasta ahora, 11 horas de batería (básicamente como los tablets de gama alta) y Windows 8.1 funcionando en todo su esplendor con aplicaciones nativas a x86. Con $349 dólares evidentemente algunas de las partes del dispositivo se tenían que ver sacrificadas. Los acabados no son todo lo robustos que desearíamos, la pantalla cumple muy justa con unos mediocres 1366 x 768 píxeles de resolución en un panel IPS y 32 GB se me hace un poco escaso para un portátil funcionando con la versión completa de Windows 8.1

"11 horas de batería, $349 dólares y Windows 8.1 en todo su esplendor. La era Post-Pc era esto"

Cuando se cierra, el Asus Transformer Book T100 recuerda dolorosamente a un netbook. El sentimiento de rechazo se convierte rápidamente en alivio cuando empezamos a juguetear con él un rato. Al contrario que en los netbooks, la usabilidad y la fluidez general del sistema no se ven sacrificadas, aquello literalmente vuela. Tanto, de hecho, que sorprende una vez más que la duración de batería sobre el papel sea de 11 horas.

El Transformer Book T100 de Asus es el primer testigo de que toda la cantinela repetida hasta la saciedad por Intel es cierta: vamos a ver híbridos funcionando con Windows 8 o con Android con rendimientos muy decentes, duraciones de batería más que correctas pero sobre todo a precios irrisorios. 11 horas de batería en un portátil hace sólo tres años eran poco más que un sueño o estaban destinados a dispositivos muy específicos con abultados compartimentos para la batería. Lo que tenemos delante es un dispositivo con un precio muy asequible que evidentemente nunca jugará en las ligas de la gama alta pero que nos sirve tanto como tablet como portátil y puede ejecutar cualquier aplicación de Windows. Puede que el futuro no sea esto, pero se le parece.

Los $349 dólares del T100 son sólo el principio de lo que prometió Brian Krzanich también en el IDF 2013, estas navidades estaremos viendo tablets e híbridos por menos de $100 dólares funcionando con Bay Trail. Las consecuencias, y sobre todo el cambio que pueden significar en la industria, están todavía por determinarse.