Smartphones

En el pasado [Encuentro de las Telecomunicaciones](http://alt1040.com/tag/telco27) de Santander, el responsable de la Fundación Mobile World Capital Barcelona comentaba que más del 50% de la humanidad es móvil; un dato que, realmente, no nos sorprende si tenemos en cuenta el cambio de hábitos a la hora de conectarnos a Internet o consumir información. De hecho, en Europa el 55% de los dispositivos móviles que usan los usuarios son *smartphones* y, en el caso de **España**, la cifra sube hasta el 63%. Casi dos tercios de los teléfonos móviles que se usan en España son *smartphones* y, evidentemente, esta proporción tiene su reflejo en el **ecosistema de las aplicaciones móviles** y, por tanto, en el mercado de las aplicaciones móviles en España.

[**The App Date**](http://madrid.theappdate.com/informe-apps-2013/) ha publicado un interesante estudio de uso de aplicaciones móviles en España; un estudio que nos sirve para ver dos realidades: por un lado, que el mercado de las aplicaciones móviles es un nicho de negocio muy activo y, por otro lado, conocer un poco mejor a los usuarios de aplicaciones móviles de España.

¿Cómo es el mercado de las aplicaciones móviles en España?

Según este informe, España se ha convertido, en el último año, en el país europeo con mayor penetración de dispositivos móviles (tanto *smartphones* como *tablets*); un dato que tiene fiel reflejo en la actividad que se desarrolla en los *markets* y en los que se mueven, cada día, 4 millones de aplicaciones descargadas en *tablets*, *smartphones* y SmartTVs. Concretamente, 22 millones de usuarios de España se consideran activos y, por tanto, usan o descargan aplicaciones en sus dispositivos móviles y televisiones inteligentes; un importante nicho de mercado para los desarrolladores y las empresas.

Los datos, comparados con los del año pasado, arrojan que, en estos últimos 12 meses, se ha duplicado la actividad en España. En 2012, los datos que se manejaban marcaban 2,7 millones de aplicaciones descargadas a diario y 12 millones de usuarios activos; un cambio importante que nos sirve para hacernos una idea de cómo han cambiado los hábitos de uso en España y cómo hemos adoptado este tipo de dispositivos (la modernización de la planta de dispositivos móviles ha sido importante en este último año).

## ¿Cómo es el usuario de España?
El retrato robot del usuario de aplicaciones para dispositivos móviles, en el caso de España, nos dibuja a una persona que suele instalar una media de 24 aplicaciones en su *smartphone* y alrededor de 31 aplicaciones en su *tablet*. Además, suele conectarse a Internet una media de 3 horas diarias a través de sus dispositivos móviles y, con respecto a su perfil sociodemográfico, respondería al de un hombre que vive en zonas urbanas con una edad entre los 25 y 44 años.

Con respecto a las aplicaciones que suelen instalarse, como nos podemos imaginar, la categoría que más peso tiene en los *smartphones* son aquellas enfocadas en la comunicación y la mensajería (83,9%), aplicaciones para la gestión del correo electrónico (80,5%) y, como no podría ser de otra forma, las aplicaciones relacionadas con redes sociales (70,3%). Es curioso que esta proporción no se mantenga cuando cambiamos los *smartphones* por una *tablet*; cuando apostamos por un *tablet*, el usuario suele darle más peso a la lectura de sus mensajes de correo electrónico y es la tipología de aplicación prioritaria (75,6%), seguida de las aplicaciones relacionadas con noticias y fuentes de información (68,8%) y las de entretenimiento (67,4%).

Dicho de otra forma, en España, el usuario tiende a usar el *tablet* como puerta de acceso a información o bien como dispositivo orientado al ocio; sin embargo, el *smartphone* tiene mucho peso como *gadget* orientado a la comunicación (mensajería y redes sociales).

## Las plataformas
La foto que The App Date ha sacado de España, en términos generales, entra dentro de lo esperado en cuanto a plataformas se refiere. Android es la plataforma para la que se descargan más aplicaciones (87 millones), seguida de iOS (24 millones), Windows Phone (4 millones) y BlackBerry (3 millones).

El reparto, en cierta medida, coincide con la cuota de mercado de estas plataformas y nos sirve para hacernos una idea de la oferta de terminales existentes en el país. Los operadores suelen ofrecer terminales Android de gama baja a precios ajustados y, evidentemente, es algo que refleja en la planta existente y en la actividad del mercado de las aplicaciones.

Las plataformas también marcan otro detalle curioso; si bien en iOS las aplicaciones de pago suponen el 20% del volumen de aplicaciones descargadas, en el resto de plataformas los usuarios apuestan por las gratuitas (y las aplicaciones de pago solamente suponen el 1% del volumen). Dicho de otra forma, en España, el usuario de dispositivos Android no suele gastar dinero en aplicaciones y opta por aplicaciones gratuitas (donde el mercado está en la publicidad, por ejemplo) y, en el caso de iOS, el 20% de la actividad se monetiza directamente (y el resto, obviamente, es indirecto).