Apple y Samsung están cerca de llegar a un acuerdo con VEVO para incluir una aplicación de VEVO TV en sus Apple TV y televisores inteligentes, respectivamente. En este canal se emitirían vídeos musicales las 24 horas del día, por lo que la compañía podría deshacerse (en parte) de Google y convertirse en la nueva MTV, especialmente si consigue lanzar su propio canal de televisión, algo que entra en sus planes a largo plazo.

Este prometedor futuro de VEVO tiene varias claves y retos. Por un lado, según información obtenida por Wall Street Journal, las discográficas obtendrían ingresos con esta nueva encarnación del servicio. Es decir, es más que probable que lo viesen con buenos ojos.

MTV abandonó los vídeos musicales por garrulos en las costas de todo el mundoActualmente VEVO obtiene parte de los beneficios que generan los vídeos musicales que se publican en YouTube, pero Google también se hace con una porción importante (se desconoce la cantidad, pero podría llegar al 50%). Sin embargo, en su propia plataforma (es decir, sus sitios y aplicaciones), VEVO obtiene el 100%. El problema es que la mayoría de las reproducciones proviene de YouTube.

¿Sería una aplicación para televisores capaz de cambiar esta tendencia? Es complicado, pero no imposible. MTV ya demostró que hay público para un canal dedicado exclusivamente a la reproducción de vídeos musicales. Es cierto que los tiempos han cambiado desde su lanzamiento y que la propia MTV se ha transformado. Pero esto también puede ser bueno para VEVO, ya que el usuario que antes buscaba vídeos musicales ahora sólo obtiene garrulos en las costas de todo el mundo y realities de viejas glorias.

Por otro lado, aunque el mercado de las Smart TV ya tiene unos años, todavía está verde. Esto significa que VEVO llegaría pronto (o, al menos, antes que sus rivales) y esto resulta vital. El canal en línea de VEVO TV, que por el momento sólo se puede ver desde Estados Unidos y Canadá, también está disponible para Xbox 360 y llegará pronto a PlayStation. A esto se le sumarán varios canales (uno de música en directo y dos dedicados a géneros concretos) que diversificarán la oferta.

El acuerdo permitiría vender publicidad creada para televisiónY eso no es todo. Otra de las claves —y posiblemente la más importante para la empresa— es que el acuerdo con Samsung y Apple permitiría vender publicidad creada específicamente para la televisión. Esto da nuevas posibilidades, pero, sobre todo, da acceso a presupuestos mucho más grandes. Además, parte de este dinero iría a parar a las manos de los artistas y las discográficas —que en los primeros años de MTV, curiosamente, no recibían nada—, algo que resultará positivo a la hora de negociar. De hecho, VEVO pertenece a Sony y Universal.

Por lo tanto, VEVO tiene muchas papeletas para convertirse en el sucesor de MTV. Es difícil que vaya a lograr tener el mismo impacto que tuvo el por entonces canal musical, pero al menos podría emitir más música y menos músculos.