Microsoft ha anunciado que Steve Ballmer se retirará en los próximos 12 meses. La retirada tendrá lugar cuando finalice el proceso de elección de su sucesor. Hasta entonces, Ballmer continuará en su papel de CEO y liderará a la empresa en los próximos pasos a seguir para transformarse "en una compañía de dispositivos y servicios que facilita a la gente las actividades que más valoran", según la nota de prensa publicada por la firma.

Microsoft está en un proceso de reestructuración que muchos criticaban precisamente por no haber acabado con el reinado de Steve Ballmer. El CEO ha explicado que su decisión se debe a que su jubilación habría tenido lugar en mitad del proceso de reorganización, lo cual habría sido bastante complicado.

Esta explicación resulta cuando menos peculiar. Según las palabras de Ballmer, su idea original era jubilarse en un momento que no habría sido adecuado en esta reconversión hacia una empresa de dispositivos y servicios. "Necesitamos un CEO que esté a más largo plazo para esta nueva dirección", aseguró. No obstante, tampoco parece lo mejor para la estabilidad de la firma hacer un anuncio de esta forma. El plazo dado para encontrar a su sucesor parece asegurar que será un proceso complicado y cuesta imaginar cuál será el papel de Ballmer en los próximos 12 meses.

De todos modos, el directivo permanecerá como uno de los principales accionistas de Microsoft, según reconoció él mismo en su carta de despedida. En sus palabras se puede entrever que tal vez se trató de una decisión forzada, ya que asegura que es algo que le cuesta hacer y que sólo se va porque busca lo mejor para la compañía.

La junta directiva ya ha creado un comité especial para elegir al nuevo CEO. Bill Gates forma parte de este comité (trabajará "de cerca" con el resto de miembros), aunque estará dirigido por John Thompson. Aunque se considerarán candidatos internos y externos, contarán con la ayuda de Heidrick & Struggles International Inc., una empresa de reclutamiento, así que parece que actualmente no hay ningún candidato de la compañía que convenza al comité para suceder a Steve Ballmer.