El Instituto Nacional de Consumo de España (INC) ha anunciado que planea emprender acciones sancionadoras contra las compañías telefónicas que se quedan con el saldo prepago de los clientes. Estas empresas son Orange, Vodafone y Yoigo y, según el INC, tienen cláusulas abusivas que les permiten quedarse con el saldo de sus clientes al establecer consumos mínimos o recargas periódicas obligatorias. No cumplir con estas cláusulas supone la pérdida del saldo disponible, por lo que se ha planteado la sanción a Orange, Vodafone y Yoigo.

Por el momento no se sabe cuáles son las medidas exactas que pretende emprender el organismo, aunque alguna de las compañías afectadas ya ha presentado alegaciones a este requerimiento. En concreto, Orange lo ha hecho porque consideran que "no existe ninguna razón objetiva para considerar como abusiva una práctica que solo procura el uso razonable del espectro numérico, que es limitado".

Es decir, la compañía considera que el fin de la medida no es obtener el saldo del cliente, sino su número de teléfono cuando consideran que ha sido abandonado (es decir, cuando no se produce la recarga). En este sentido, la empresa recuerda una demanda similar que fue presentada en Francia y que fue considerada "perfectamente válida y legal" y "no lesiva para los consumidores".

Vodafone y Yoigo no pudieron ser contactadas, aunque es de suponer que también recurrirán la decisión, ya que en su momento no atendieron al requerimiento del INC, como sí hicieron otras seis de las nueve firmas que incluían este tipo de cláusulas. Estas compañías sí eliminaron estas disposiciones, según el Ministerio de Sanidad, del que depende el Instituto.

El caso surgió tras una consulta del Servicio de Inspección de la Comunidad Valenciana tras una queja después de que un operadores se negase a devolver el saldo restante a un cliente que había perdido su número. El organismo descubrió que un total de 9 compañías tenían esta cláusula y solicitó a todas ellas que la eliminasen. Seis lo hicieron, pero otras tres se negaron. La duda es si la sanción a Orange, Vodafone y Yoigo seguirá adelante o si las alegaciones que presentará al menos una de ellas serán escuchadas. De ser así, podría hacer que las cláusulas volviesen a las empresas que ya las habían retirado.

👇 Más en Hipertextual