El año pasado Microsoft apostó con mucha fuerza por el mercado de las tablets, no solo ofreciendo una versión de su sistema operativo para funcionar en dispositivos móviles de arquitectura ARM (Windows RT), y aunque realmente no le ha ido bien en este ámbito, habiendo perdido mucho dinero por las malas ventas de Surface RT, sencillamente no se rinde en esta batalla, que parece apenas estar comenzando. Esta conclusión la podemos obtener luego de las declaraciones que Jen-Hsun Huang, CEO de NVIDIA, ha realizado en una entrevista con CNET, donde han confirmado que trabajan en conjunto con Microsoft en el desarrollo de la segunda generación de Surface.

Nuestra compañía está trabajando muy duro de la mano de Microsoft en la segunda generación de las tabletas Surface, y esperamos que sea más exitosa que su predecesora.

El paso de la primera Surface RT por el mercado realmente ha supuesto más pérdidas que otra cosa a Microsoft. En el último trimestre, la empresa anunció un recorte de 900 millones de dólares en sus beneficios por culpa de un "reajuste de inventario" de Surface RT, o lo que es lo mismo, perdieron esa cantidad de dinero por haber fabricado más tablets de las que venderían. Es por esto que el precio de la tablet se vio reducido con la notable intención de vender más, de salir del inventario, aunque semanas más tarde no se ha notado ningún impulso en las ventas, según algunas firmas de análisis.

Pero el principal culpable del fracaso no es la tablet, sino la plataforma. Windows RT está muy limitado en el ámbito de aplicaciones y usabilidad, ofreciendo dos ecosistemas totalmente distintos entre la interfaz "moderna" y la interfaz de "escritorio", dejando a esta segunda muy rezagada y casi inutilizada, al menos actualmente.

Windows 8.1 podría marcar la diferencia

Aún así, la evolución de Windows 8 a Windows 8.1 podría marcar la diferencia en el segmento de las tablets. Esta actualización también llegará a Windows RT, y al estar enfocada en unificar la experiencia "metro" con la de "escritorio", podría suponer un gran beneficio para los posibles usuarios de una "Surface RT 2"; especialmente si Microsoft la lanza al mercado con un precio más asequible y acertado.

Además, algunas de las aplicaciones más importantes de la empresa, como Outlook, ya están en camino a llegar a Windows RT, por lo que quizás, esta vez si se trataría de un lanzamiento certero y ofreciendo todo lo que debió ofrecer desde un principio, aunque actualmente ningún otro fabricante parece estar interesado en Windows RT. Quizás con el tiempo esto cambie.

Así, esperamos este año el anuncio de nuevas Surface RT y Surface Pro, y los rumores mencionan distintas versiones variando en tamaño (¿Surface de 8"?) y en procesadores, entre Qualcomm Snapdragon 600 u 800, y los más nuevos de NVIDIA.