Son tiempos convulsos para la seguridad y la privacidad en Internet. Ladar Levison es el fundador de Lavabit, un servicio de correo seguro con más de 410.000 cuentas activas. Entre esos usuarios se encontraba Edward Snowden, y ahí es cuando empezaron sus problemas. El cierre de Lavabit no fue el único y compañías que ofrecen servicios similares hicieron lo propio, confirmando que es imposible ofrecer privacidad desde un servicio estadounidense.

En una entrevista concedida a Democracy Now, Ladar Levison ha declarado que le costó mucho trabajo crear su compañía, exactamente 10 de sus 32 años. Cerrarlo fue como "sacrificar una mascota muy querida", a la cual podría "esperar y verla sufrir o dormirla tranquilamente. Tuve que elegir entre el menor de dos males". Sobre la primera opción, Levison afirma no poder hablar de ello:

Me gustaría poder hablar de ello, créeme. Pienso que si el pueblo estadounidense supiera lo que nuestro gobierno está haciendo, no se lo permitirían hacer más. Espero que los medios de comunicación ayuden a descubrir lo que sucede sin mi ayuda.

Con el cierre de Lavabit, Levison busca presionar al Congreso estadounidense para que cambien las leyes sobre la privacidad y los derechos de sus ciudadanos. Ahora mismo no se le permite hablar, incluso, acerca de lo que el gobierno exigió de él. Habiendo secreto de sumario, Levison se arriesga a ofrecer unas declaraciones, queriendo dejar claro a la gente que existe una mordaza y que hay que luchar para librarse de ella.

Hay información que ni si quiera puedo compartir con mi abogado, y mucho menos con el público estadounidense. Por lo tanto, si estamos hablando de secretismo, realmente se ha llevado al extremo y creo que está siendo utilizado por el actual gobierno para encubrir tácticas de las cuales se avergonzaría.

Como vemos, Levison es una persona que se ha visto salpicado por el escándalo Snowden y que ha tenido que cerrar un proyecto en el que ha invertido la tercera parte de su vida. Ahora parece dispuesto a luchar de una manera discreta y sin poner en peligro su integridad, para que las cosas empiecen a cambiar y no permitir abusos por parte del gobierno a personas como él.

👇 Más en Hipertextual