El Moto X promete ser todo lo que estábamos esperando del aparente renacer de Motorola, una empresa que desde que fue adquirida por Google (exactamente Motorola Mobility) pareciera haberse quedado en las sombras, sin dar más de qué hablar ni lanzar móviles con impacto en el mercado, más que los limitadísimos Droid que solo llegan a Estados Unidos. Hasta ahora y siguiendo la aparente tradición de Google de no saber controlar sus secretos sobre próximos lanzamientos (un hecho que también vimos con el Nexus 4, Nexus 7 y Nexus 10), se han filtrado prácticamente todas las características del Moto X, pero sus responsables puede que deparen algunas sorpresas en su presentación oficial, especialmente en su precio.

Y es que como ya lo vimos con toda la familia Nexus posterior al Galaxy Nexus, Google está optando por un nuevo modelo de negocio con sus propios terminales, el de ofrecerlos a precios realmente bajos. El Nexus 4 era de los terminales más potentes al momento de ser presentado, pero se podía adquirir por un precio de apenas 299 dólares o euros... si lo conseguías.

En varias ocasiones llegué a mencionar que el principal culpable de la escasez del Nexus 4 podría ser LG, su fabricante, que quizás no estaba tan convencido de ofrecer semejante terminal por un precio tan bajo que incluso competía y opacaba al LG Optimus G, que con prácticamente el mismo hardware duplicaba su precio.

De ser así, el Moto X, sucesor espiritual de la familia Nexus, no debería tener este problema, dado que está en los intereses de Google el intentar derrocar al iPhone y los Galaxy S como los móviles más vendidos, especialmente en los Estados Unidos.

Características del Moto X

Como mencioné hace algunas líneas, hasta ahora se han filtrado un sin fin de características técnicas del Moto X, que aunque no son todo, si lucen atractivas en papel tomando en cuenta el tipo de móvil que es, y a qué mercado está dirigido, un punto muy importante, o mejor dicho, el punto más importante de este nuevo móvil, que como podemos ver en papel, no llega para coronarse como "el mejor" integrando los números más altos.

  • Pantalla de entre 4.3 y 4.7 pulgadas (por confirmar) con resolución HD (720p).
  • Procesador Qualcomm Snapdragon S4 Pro a 1.7 GHz.
  • Memoria RAM de 2 GB.
  • Capacidad de almacenamiento interno de 16 GB.
  • Cámara trasera de 10 MP.
  • Cámara frontal de 2 MP.

Las especificaciones se quedan a medias en el papel, siendo muy similar incluso al Nexus 4, por lo que estamos ante un móvil inferior en comparación con los gama alta actuales. Aún así se mencionan características atractivas como la posibilidad de grabar vídeo a 1080p y 60 FPS, e incluso se habla de que podría utilizar un software especial para grabar vídeo con resolución 4K a 30 FPS.

Nuevamente Google apostará por la relación calidad-precio

El Moto X estará enfocado en ofrecer una experiencia totalmente fluida y con características únicas, para destacar de esa manera ante sus rivales. Google parece haber entendido que el mejor móvil no es el que tiene los números más altos en una tabla comparativa, sino el que ofrece la mejor experiencia de usuario. Un terminal fluido, con batería duradera y que se sienta de calidad en la mano, siempre será mejor que un terminal con cien núcleos en su procesador, que realmente no los utiliza para nada.

El nuevo Motorola contará con algunas características especiales como su sistema de siempre escucha, que logrará que el móvil esté siempre atento a las órdenes que le da su dueño, utilizando un comando tan sencillo (y ya típico de la empresa) como "Ok Google Now", una función que quizás también veamos llegar a los Nexus.

En el vídeo filtrado del Moto X podemos presenciar un móvil rápido, fluido y que aprovecha por completo su integración con esos servicios de Google de los que tantos dependemos parcialmente en nuestro día a día (Gmail, Calendar, Drive, Maps), por lo que sin duda se presenta como una opción atractiva, al menos en papel y en vídeo, ya que debemos esperar a probarlo a fondo en nuestras propias manos para sacar conclusiones definitivas.

Además, se estipula que el Moto X tendrá un precio de entre 200 y máximo 300 dólares, por lo que este móvil podría llegar a las masas y realmente ser un rival de la familia Galaxy o del iPhone, mientras la línea de producción de la empresa lo permita.

Su talón de Aquiles: la disponibilidad

Sin embargo, es lamentable que seguramente Google ni Motorola tomarán en cuenta a otro mercado más que el de los Estados Unidos para ofrecer este terminal, al menos durante los primeros meses de su lanzamiento.

Ya hacían énfasis nuestros compañeros de Celularis en que Android domina España, y yendo al caso, también está en camino a dominar Latinoamérica (donde BlackBerry aún tiene una jugosa cuota de mercado). Es por esto que el Moto X se enfrascará en Estados Unidos, intentando adueñarse de este mercado donde actualmente reina el iPhone.

Dentro de apenas horas conoceremos todos los detalles del nuevo Moto X, esperamos con ansias este evento como buenos fanáticos de los buenos móviles, que podría significar el renacer de Motorola, o un gran paso a su desaparición, dependiendo de su éxito o fracaso en el mercado.