Microsoft ha decidido bajar el precio de su Surface RT en Estados Unidos. Esta tableta tenía un costo de 499 dlls con 32 GB que ahora cuesta 349 dlls; mientras que por 649 dlls podías comprarte una Surface RT de 64 GB, ahora lo puedes hacer si tienes 499 dólares. Esto resulta en una diferencia de 150 dólares por modelo, o sea, unos 1,950 pesos aproximadamente. Lo más probable es que esta baja de precio llegue a México y otros países también.

Este recorte en el precio de sus dispositivos puede deberse a que Microsoft tiene mucho inventario que necesita sacar. Dado que sus próximos dispositivos Surface con Windows 8.1 están por llegar para otoño de este año.

Surface RT es la versión de la Surface original que corre Windows RT. Supuestamente, Microsoft ordenó la producción de 3 millones de unidades cuando fue su lanzamiento, sin embargo, los reportes indican que ha vendido sólo la mitad. ¿Será que el recorte en el precio haga que los usuarios se interesen más por este tablet?

Yo creo que no. La verdad es que Windows RT es un problema tanto para los desarrolladores como para los usuarios. Este sistema operativo dentro de la Surface RT fue creado para poder dar vida a procesadores ARM, normalmente usados en el iPad y en tabletas con Android. Sin embargo, esto significa que las aplicaciones que corren normalmente en Windows, no correrán en la Surface RT lo que se puede convertir en un problema mayor, dado que se tienen que desarrollar aplicaciones en específico para este SO.

Ahora que, si de aplicaciones hablamos, en la App Store hay 350,000 aplicaciones hechas sólo para el iPad. Mientras que la Windows Store tiene apenas 100,000 para sus tabletas. Pocas aplicaciones, poca demanda. ¿Para qué comprar un dispositivo que no podrás usar al 100 % si puedes comprar otro que sí o esperar a que se lance la nueva versión?

Windows 8.1 también tiene gran peso en esta situación, y es que Windows 8 debió ser como Windows 8.1 desde un principio. Y debió estar presente en todas las tabletas de Microsoft, incluyendo la Surface RT (que probablemente se hubiera llamado Surface 8.1). En mi opinión, si Microsoft quiere vender más Surface RT tiene que bajar aún más el precio y convencer a los usuarios de que su Windows RT no es un sistema operativo obsoleto que sólo sirve para leer y navegar. O también podría sorprendernos a todos y optar por ofrecer actualización a Windows 8.1 cuando este salga de la caja. Se vale soñar, ¿no?