El día de hoy y con una aparente semana de retraso (debido a la brecha de seguridad en el Dev Center) hemos visto llegar una nueva versión de prueba para desarrolladores de iOS 7. La nueva iOS 7 Beta 4 trajo consigo mejoras en rendimiento, fluidez del sistema y algunas correcciones en las aplicaciones nativas del sistema operativo como Calendario y Notas. Pero además, si observamos a fondo el código de la nueva versión del sistema, encontraremos guiños a las funciones que veremos llegar en nuevas versiones, y quizás en futuros dispositivos. Una de estas novedades reveladas en iOS 7 Beta 4 ha sido el reconocimiento dactilar en iPhone, una función bastante curiosa y que supone nuevas posibilidades de seguridad en la plataforma de la manzana blanca.

En el código fuente, ha aparecido una misteriosa carpeta llamada "BiometricKitUI", la cual lleva en su interior un claro indicio de un nuevo sistema de seguridad mediante **biometría que llevaría el próximo iPhone o, en general, la próxima generación de dispositivos móviles de Apple:

bplist00‘ _ ”enroll.tutor.image.label.left.hand_fingerprint.image_#enroll.tutor.image.label.right.hand_fingerprint.status_hPhoto of a person holding an iPhone with their left hand while touching the Home button with their thumb_;A fingerprint that changes colour during the setup process._iPhoto of a person holding an iPhone with their right hand while touching the Home button with their thumb_Recognition is

Sin embargo, no es la primera vez que vemos pistas sobre la incorporación de reconocimiento dactilar en iPhone. El pasado mes de octubre Apple registró una patente que claramente hablaba sobre la llegada d eun sistema de desbloqueo mediante un sensor biométrico, y aunque no toda patente se convierta en realidad, finalmente el iPhone de séptima generación podría contar con un sensor de huellas dactilares dedicado a la seguridad... y quizás más.

Biometría en el iPhone para un móvil totalmente personal

La seguridad es una materia que nos interesa a todos los usuarios de smartphoones, tablets, ordenadores portátiles y cualquier dispositivo que por una razón u otra pueda terminar en manos de otra persona sin nuestro consentimiento. El uso de sensores biométricos no es nada nuevo en esta materia: ya hemos visto infinidad de ordenadores portátiles con Windows incorporando un pequeño lector de huellas dactilares a un lado del trackpad. En el caso de las tabletas, también hemos visto un par de modelos de la línea de tablets para uso industrial de Panasonic incorporando esta tecnología.

Finalmente en los móviles, Motorola con su Atrix es el ejemplo más conocido de los últimos años de un móvil con reconocimiento dactilar. La llegada del reconocimiento dactilar en iPhone no es ninguna novedad, pero aún así nos beneficiaremos mucho de esta incorporación.

En el caso del iPhone (y posiblemente una próxima generación de iPad), el sensor estaría ubicado en el botón Home. Sus posibilidades son muchas: desbloquear el terminal, ingresar contraseñas de forma automática (para esa molesta solicitud constante en App Store) y así realizar compras de forma más rápida y sencilla. Además, queda la libertad a la comunidad de desarrollo de implementar esta medida en cualquiera de sus aplicaciones, a medida que Apple lo permita.