Microsoft acaba de anunciar a través de su blog oficial sus resultados financieros para el último trimestre del año fiscal en curso, Q4 de 2013. En este, podemos ver beneficios e ingresos bastante altos, por supuesto, pero también podemos notar claramente como algunas de sus propuestas le han costado una buena tajada de dinero a la empresa, por sencillamente no colar entre el público. Las ventas de Surface RT han sido realmente bajas, algo que honestamente no debería extrañarnos, y una mala noticia de este tipo no llega de gratis a una corporación multimillonaria como los padres de Windows.

Y es que este pasado trimestre ha sido de todo menos tranquilo para Microsoft. El gigante de los sistemas operativos ha visto pasar un sin fin de situaciones drásticas y de todo tipo, desde la polémica ocasionada por las políticas de DRM en Xbox One que llegaron para un par de semanas después tener que irse (dadas las innumerables críticas del público), la partida de Don Mattrick de la compañía, y por supuesto, su completa reorganización, que le ayudará a enfocarse claramente en sus distintos modelos de negocios actuales.

Microsoft anuncia beneficios netos de 4.965 millones de dólares

Debo aclarar, los números de Microsoft durante este Q4 de 2013 fueron muy buenos. Ingreso bruto de 19.986 millones de dólares, obteniendo beneficios netos de 4.965 millones de la misma moneda, sin embargo, estos beneficios aunque parezcan muy altos para una persona común, para la empresa supone un descenso en comparación con períodos anteriores, y según anuncia Amy Hood, directora del departamento de finanzas de la empresa, la razón de esta baja es simple: el mercado del PC no está en su mejor momento.

Por supuesto, esto no es una mala noticia para la empresa, dado que desde hace ya más de un año está incursionando en nuevas posibilidades, especialmente con el lanzamiento de Windows 8, su nuevo sistema operativo para ordenadores que apunta con total fuerza a las interfaces táctiles y las nuevas tecnologías móviles, además de los resultados cada vez mejores de Windows Phone en el mundo de los smartphones, que poco a poco no para de crecer, así como lo ha demostrado el ligero pero notable crecimiento de Nokia y sus Lumia en el mercado.

Windows 8 y Windows Phone siguen creciendo como productos muy fuertes de la empresa

Lamentablemente, Windows RT es la excepción entre los buenos resultados trimestrales de la empresa. Una excepción que ha supuesto un gasto de nada menos que 900 millones de dólares durante el Q4 de 2013, debido a lo que inocentemente llaman "ajustes en el inventario de Surface RT", que se puede traducir sencillamente en que la tableta no vende. O al menos no se acerca en lo más mínimo a lo que esperaban, por lo que les está generando un gasto considerable y pérdidas, dado que esos 900 millones han sido descontados directamente de los beneficios netos de la empresa.

Hace algunas semanas analizaba y opinaba sobre lo que pareciera ser el fin inminente de Windows RT, una plataforma que no tuvo ningún impacto en las masas, que actualmente no genera el más mínimo interés por parte de los fabricantes y que incluso ya comienza a verse desfasada gracias a la llegada de nuevas arquitecturas de procesadores (Intel Atom) que permiten ver nacer tabletas de bajo precio con Windows 8 Pro, una plataforma muchísimo más útil y que personalmente me encanta.

Surface Pro review

Es una lástima que Surface RT específicamente no resultara ser provechoso para la compañía, luego de haber invertido tanto tiempo y dinero en ella, dado que incluso se ha visto en la necesidad prácticamente obligatoria de recortar drásticamente su precio en búsqueda de vender más. Si Microsoft presenta una segunda versión de Surface RT sería una apuesta increíblemente arriesgada y un poco loca, tomando en cuenta los malos números del primer modelo. Sin embargo, enfocar su empeño en un sucesor de la Surface Pro, una tableta realmente buena y útil en muchísimos sentidos (profesionales, especialmente), sería una opción más acertada. Especialmente si opta por ofrecer dos modelos: uno económico con hardware limitado (reemplazo directo de la RT) y uno potente para uso más profesional y exigente.

Finalmente, y hablando un poco de los números de la empresa, solamente la plataforma de ofimática Office le ha generado ingresos de 782 millones de dólares, mientras que los ingresos del trimestre ofrecidos por distintas divisiones como la de servidores y la división empresarial, no paran de crecer.

En el caso de la división de entretenimiento (Xbox), los ingresos con respecto al año anterior han incrementado un 8%, demostrando que aún en vísperas de una nueva generación de consolas, las ventas de Xbox 360 siguen muy vivas.

Sin duda un buen trimestre para Microsoft en muchos de sus aspectos, aunque esos 900 millones de dólares invertidos en el "reajuste de inventario" de Surface RT les dará mucho qué pensar sobre el futuro de esa línea de productos.