Han pasado dos meses desde que Google presentara su nueva versión de su servicio de mapas. En su keynote, dentro del Google IO, mostraron una renovación completa de la interfaz y nuevas funcionalidades. Desde esta mañana, Google Maps para Android empieza a actualizarse poco a poco: "se lanzará gradualmente para usuarios por encima de la versión 4.0.3 en las próximas semanas".

Aunque por ahora sólo está disponible para Android, posteriormente también llegará a iOS, aunque es lógico que Google quiera tener la primicia en su sistema operativo. La nueva versión de Google Maps para Android muestra un lavado de cara completo, simplificando su interfaz y el sistema de menús.

Cada vez me gusta más la limpieza y minimalismo que presenta Google en sus diseños. Creo que es muy bueno que exista competencia por una mejor experiencia e innovación. En esta actualización, Google Maps se acerca a Foursquare, mejorando la búsqueda de restaurantes, hoteles, bares, etc. Al hacer scroll hacia abajo aparecen las reseñas de los usuarios sobre el establecimiento.

Se ha mejorado también el sistema de rutas, incluyendo actualizaciones del tráfico en tiempo real, informes de incidentes y cambios a rutas alternativas. Seguramente, estas características mejoren con el tiempo, ya que, como informábamos a principos del mes pasado, Google compró Waze, el servicio más famoso para estar informado a tiempo real de incidentes en la carretera.

Sin embargo, no todo son actualizaciones, en la nueva versión de Google Maps para Android se eliminan algunas funciones existentes. Como es el caso de Latitude, servicio que van a eliminar por completo el 9 de agosto, retirando incluso la versión de iOS del App Store. Google también ha eliminado los mapas offline, característica con la que podías descargar una parte del mapa. En mi caso no usaba ninguna de estas características, hay servicios de terceros que hacen mejor estas funciones.

Como suele ser habitual en Android, tocará esperar a que gradualmente vaya actualizándose en todos los dispositivos, aunque no debería tardar mucho. También, como es habitual, ya circulan por la red archivos .APK con la nueva versión. Si eres impaciente, te recomendaría que esperases a que llegue la versión oficial, puesto que, esos archivos podrían estar modificados por terceros y causar más problemas que beneficios. Esta libertad que ofrece Android es, en algunos casos, uno de sus mayores puntos débiles.