En la edición de este año del Google I/O se anunciaba el lanzamiento de una versión del Galaxy S4 «Google Edition», posteriormente, esta nueva tendencia la continuó el HTC One. Justo, los dos terminales más punteros con Android. Al ser el mismo hardware, las versiones Google Edition y las lanzadas anteriormente, pueden disfrutar de la «experiencia Nexus», pero, ¿cuáles son las principales diferencias al usar un Galaxy S4 y HTC One con stock Android?

Si eliges sustituir el TouchWiz de Samsung y el Sense de HTC por una versión de Android pura, obviamente ganarás y perderás algunas cosas. Los fabricantes modifican el sistema operativo para estampar su firma y diferenciarse unos de otros aunque lleven el mismo sistema operativo. A día de hoy, dependiendo del tipo de usuario que seas, puede que te guste más una opción que la otra.

## Samsung Galaxy S4: ¿TouchWiz o stock Android?

Al eliminar toda la capa de configuraciones y aplicaciones creada por Samsung, la experiencia se vuelve más ligera en un terminal con stock Android. La duración de la batería incrementa, pero ligeramente menos que en el caso del HTC One.

Si nos decantamos por una «experiencia Nexus», tendríamos que olvidarnos de los Air Gesture, funcionalidades extra de la cámara, Smart Scroll, la aplicación de mando a distancia y el iniciador de aplicaciones en pantalla bloqueada (por poner algunos ejemplos).

La aplicación de cámara original ofrece muchas más opciones que la incluida en la versión de Google y algunos usuarios se quejan de que sufre un poco más de lag que la opción de Samsung. Nuevamente, el S4 sale mejor parado que el HTC One, en cuanto al rendimiento de la cámara con stock Android.

Muchas de estas funcionalidades perdidas pueden ser sustituidas por aplicaciones de terceros del Play Store, otras, habrá que esperar hasta que puedan agregarse a una versión de Android limpia.

## HTC One: ¿Sense o stock Android?

Los usuarios con un HTC One deben repetirse la misma pregunta que los anteriores: ¿minimalismo y rendimiento o sense y funcionalidades?

La cámara que HTC ha presentado está llena de opciones, como por ejemplo «Zoe», que te permite hacer un pequeño video del cual extraer el fotograma perfecto (ideal para fotografías con movimiento). Al usar stock Android se pierden todas las opciones que te permiten manejar el peculiar sensor que lleva el HTC One. En este caso las fotografías pierden un poco de definición, especialmente cuando hay poca luz.

Al eliminar la capa Sense, desaparece la aplicación que permite usar tu HTC como un mando a distancia gracias a su sensor de infrarrojos. Puede que para algunos usuarios no sea útil y para otros muchísimo. De todos modos, no me extrañaría que en breve sea posible instalar los controladores para poder utilizarlo con stock Android.

El aspecto más criticado del HTC One es sin duda la batería, aunque, con una versión de Android pura se han experimentado aumentos de hasta 1 hora más de autonomía. La experiencia es mucho más fluida eliminando Sense y todas las configuraciones añadidas que conlleva.

Uno de los puntos fuertes del terminal de HTC es su sonido. Conseguido por sus dos altavoces frontales gestionados por el software de *Beats by Dr. Dre*. A parte de ese plus en graves, se pierde definición, nuevamente es de esperar que esta opción se pueda añadir instalando los drivers posteriormente.

Blinkfeed, el Flipboard que HTC añade a modo de Widget permanente, también desaparece. Aunque es visualmente atractivo, es muy poco configurable y fácilmente reemplazable por software de terceros que si permiten más customización.

## ¿Cuál elegir?

Aquí se pueden plantear muchas variables:

– **Si no tienes ninguno** de los modelos lo primero que debes decidir si un HTC One o un S4 se adaptan mejor a tus necesidades. HTC tiene la mejor pantalla que haya visto en un smartphone hasta la fecha y un hardware en general excelente. El S4 ofrece un rendimiento genial y una pantalla un poco menos nítida, pero más resistente. Se le puede achacar el acabado plástico de la parte trasera, aunque a la vez lo hace más delgado y ligero. A mayores tienes la posibilidad de añadir una tarjeta SD y cambiar la batería, característica que en el HTC no es posible.

**Una vez que elijas que modelo** que más se adapta a lo que buscas, tendrás que preguntarte si prefieres esperar a la versión Google Play o comprar la edición original (con Sense o TouchWiz). Si te decantas por la primera opción, debes saber que no es un dispositivo Nexus, las actualizaciones no corren a cargo de Google, si no del fabricante, aunque se comprometen a actualizarlo a tiempo. Debes elegir entre Android puro: minimalismo y posibilidad de configuración desde 0, o si te interesa, disfrutar de todas las aplicaciones desarrolladas por el fabricante.

– **Si ya tienes uno** debes plantearte si seguir con la versión de Android que utilizas o cargar una versión pura. Recuerda que por ahora perderás algunas funcionalidades, pero en alguno de los casos, seguramente es lo que buscas. Así tienes un sistema operativo como si fuera una página en blanco, pudiendo configurarlo como quieras.

Si decides convertir tu terminal en una versión con stock Android, estarás ante la experiencia más cercana a un modelo Nexus que existe. No tendrás que esperar meses a que el fabricante se decida a actualizar a la última versión de Android y perderte todas las mejoras que se introduzcan.

Decidas la opción que decidas de las 4 (2 modelos y 2 OS), estarás ante una experiencia con mucha calidad. En cuanto a hardware son los dos terminales con Android más aclamados. En cuanto a software, las dos opciones ofrecen un gran rendimiento, ya que con el tiempo, los fabricantes han ido sofisticando sus peculiaridades.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.