Google Drive ahora permite alojar páginas web

Una de las consecuencias de las revelaciones que ha realizado Edward Snowden sobre el programa PRISM de la NSA es que son muchos los usuarios que miran con desconfianza a Estados Unidos y a empresas como Google, Facebook o Microsoft (la cual no creo que esté ofreciendo las mejores explicaciones sobre su participación). Que nuestros archivos sean susceptibles de ser revisados por un tercero no es, precisamente, algo que guste a los usuarios; una oportunidad que Google podría aprovechar puesto que la compañía estaría trabajando en una funcionalidad que ofrecería cifrado de archivos en Google Drive.

Por ahora la información no deja de ser un rumor procedente de "fuentes cercanas a Google" pero, de ser ciertas, Google Drive podría tomar una interesante ventaja dentro del amplio espectro de servicios que ofrecen almacenamiento en la nube a los usuarios. La idea es simple, Google Drive nos permitiría subir archivos a la nube y cifrarlos, algo similar a lo que ya ofrece Mega (era uno de sus valores diferenciales) y, de esta forma, nuestros archivos quedarían fuera de los "ojos curiosos".

Según la fuente de CNET, el equipo de Google Drive estaría realizando pruebas de esta nueva funcionalidad tras analizar que son muy pocos los archivos alojados en el servicio que se encuentran cifrados. Tras el escándalo de PRISM, dotar al servicio de esta opción puede ser algo muy bien recibido por los usuarios que quieren seguir usando los servicios en la nube y que, además, piden mayores medidas de seguridad para sus datos y archivos. Salvo que el usuario cifre la información, la mayoría de los servicios almacenan la información tal cual la reciben, es decir, sin cifrar y el único cifrado que encontramos es el canal SSL que usamos para las comunicaciones y las transferencias de información.

Si todo esto llega a materializarse en una nueva funcionalidad de Google Drive, sin duda, será algo más que interesante y puede ser una oportunidad para revitalizar el servicio y que los usuarios lo utilicen de manera mucho más activa. Poder cifrar archivos en Google Drive es una oportunidad para Google y el contexto generado con las revelaciones de Snowden sobre PRISM hacen que el momento sea más que propicio para hacerlo y, sobre todo, para hacerlo bien.

De todas formas, siguen quedando algunas cosas en el aire puesto que la "seguridad total", realmente, es un estado difícil de alcanzar y podría quedar algún resquicio que pudiera ser aprovechado, por ejemplo, por las autoridades de Estados Unidos para poder seguir interviniendo a voluntad o mediante mandatos judiciales.