Hoy Nokia tenía marcada en su agenda una cita muy especial; un evento en el que nos iban a presentar uno de los "platos fuertes" de la compañía: el nuevo Nokia Lumia 1020. Este nuevo terminal con Windows Phone 8 llega dispuesto a tomar el testigo que dejó el Nokia 808 PureView y, con esa idea, la compañía ha cocinado un terminal con procesador de doble núcleo a 1,5 GHz y, lo más importante, una cámara de 41 megapíxeles. Esta impresionante cámara llega dispuesta a marcar un punto de inflexión en el segmento de la fotografía en movilidad y, por lo que hemos podido ver, tiene un gran potencial para convertirse en un dispositivo que no va a pasar desapercibido en el mercado.

Nokia, por fin, ha conseguido llevar a la gama Lumia (es decir, a Windows Phone) todo el know-how que la compañía desarrolló en la tecnología PureView. Precisamente, para poder portar esta tecnología a Windows Phone, Nokia se ha tenido que esperar a la llegada Windows Phone 8 pero la espera creo que ha merecido la pena porque estamos ante un dispositivo que cuenta con las características de una "gran cámara": sensor de 41 Megapíxeles, estabilizador óptico de imagen, retroiluminación, seis lentes Carl Zeiss y flash LED (para vídeo) y de Xenon (para las fotos).

Ya solamente mirando el hardware parece que estemos ante una cámara de gama alta, una muy buena cámara compacta; sin embargo, las cosas mejoran aún más gracias al software que se ha implementado (Nokia Pro Camera y los modos Smart Camera) que aportan aún más funcionalidades y esperan mejorar la experiencia de uso. En cierta forma, Nokia nos brinda en un terminal que pesa alrededor de 160 gramos una gran cámara.

La cámara puede tomar fotos de 38 megapíxeles tanto en formato 4:3 como en panorámico 16:9 y,obviamente, también puede sacar fotos a menores resoluciones (5 megapíxeles) para que no sea complicado compartirlas a través de Twitter y Facebook. Los ajustes y el software que Nokia ha incluído en el Lumia 1020 hacen que la cámara aún mejore más y podremos ajustar fácilmente el flash, el enfoque, ISO, balance de blancos, la velocidad de disparo o el tiempo de exposición (ajustes manuales que a todo buen aficionado a la fotografía le gusta disponer en su cámara).

El Lumia 1020 también incluye varias funciones de edición ad-hoc y desde el propio terminal podremos recortar las imágenes o aplicar algún que otro ajuste.

Con respecto al vídeo, el Lumia 1020 de Nokia nos permitirá grabar vídeo a 1080p sin posibilidad de usar el zoom y a 720p usando un zoom capaz de aumentar la imagen por 4 y también por 6 (un detalle bastante interesante si grabamos un vídeo a cierta distancia porque 720p sigue siendo una muy buena calidad).

Camera-Grip-for-Nokia-Lumia-1020-2-jpg

Está claro que estamos hablando de un smartphone y ese es el factor de forma que tiene el dispositivo; sin embargo, la cámara del Lumia 1020 tienen un gran peso en este dispositivo. Por la calidad de las imágenes de muestra que Nokia ha colgado, creo que es fácil darse cuenta que este dispositivo marca todo un punto de inflexión en el segmento de la fotografía móvil y parece que no va a pasar mucho tiempo en que podamos salir de viaje únicamente con nuestro smartphone y dejemos atrás las cámaras compactas porque no habrá necesidad de usarlas con terminales de este tipo.

Camera-Grip-for-Nokia-Lumia-1020-jpg

Tan importantes son las funcionalidades de la cámara del Lumia 1020 que los accesorios que Nokia va a lanzar para este dispositivo vienen a potenciar aún más estas funciones. Para empezar, Nokia ha diseñado una carcasa que dota al terminal de un mango (con el que sostenerlo mejor a la hora de hacer fotos) y le añade una batería adicional para dotarlo de mayor autonomía dado su doble papel. Además, esta carcasa añade un detalle muy especial que aún pone más en valor su papel de cámara de fotos: podremos acoplarle un trípode como con una cámara convencional.