América Móvil, la compañía de telecomunicaciones de Carlos Slim ha invertido 40 millones de dólares en Shazam, una aplicación para identificar canciones con un teléfono móvil o tableta. Con esta alianza entre América Móvil y Shazam, la compañía de Slim se ha hecho con un 10,8% de las acciones de la app. La idea es que sirva para acelerar su crecimiento, desarrollar nuevos productos y continuar su expansión.

Esta expansión ya ha permitido que Shazam llegue -en parte- a la televisión, pues es posible etiquetar programas y disfrutar de contenido adicional desde la aplicación. A pesar de que la app nació en Reino Unido, estas herramientas sólo funcionan en Estados Unidos. Además, también hay acuerdos que permiten comprar en Amazon las canciones que se buscan o ver vídeos musicales y conciertos en YouTube. Actualmente tiene más de 350 millones de usuarios (70 millones activos mensuales) y la base crece a un ritmo de unos 2 millones a la semana.

Y según las declaraciones de Slim que aparecen en la nota de prensa en la que se anuncia la alianza, el acuerdo entre América Móvil y Shazam irá por este camino. "Shazam está definiendo una nueva categoría de compromiso que combina la potencia del móvil con los medios y publicidad tradicionales para crear experiencias absorbentes añadidas para los consumidores, proveedores de contenido y marcas". Todo esto, asegura el directivo, llegará a los clientes de América Móvil.

La duda es cómo llegará y, sobre todo, qué llegará. Ninguna de las dos compañías ha dado información concreta sobre los resultados que tendrá la inversión, más allá de las bienvenidas y las frases grandilocuentes y vacías ("ayudará a soportar nuestra continuada expansión mientras intentamos convertirnos en una parte cada vez más importante de la vida de las personas") de rigor.

Así pues, por el momento sólo sabemos que el acuerdo tendrá relevancia en América y que la expansión a la televisión será la clave. Según el CEO de Shazam, Rich Riley, la llegada a este mercado ha supuesto una nueva fase de crecimiento gracias a la publicidad interactiva y a las nuevas fuentes de ingresos generadas por ésta. Su intención es trabajar con América Móvil para lanzar estos servicios en la región mientras tratan de llegar a más países.

En cualquier caso, la cantidad invertida resulta prácticamente irrisoria para Slim, que tiene una fortuna estimada de más de 70.000 millones de dólares. Hasta este momento, el mexicano únicamente había invertido en otras dos empresas europeas, KPN y Telekom Austria, según apunta Reuters. Entonces la inversión fue mucho mayor: 6.100 millones de dólares.