Dentro de un par de meses se cumplirán dos años del fallecimiento de Steve Jobs, uno de los hombres más importantes en la evolución de la computación a como la conocemos hoy en día. El cofundador de la empresa Apple fue mundialmente conocido por ser carismático, dar discursos espectaculares y haber sido estricto como director ejecutivo de su compañía, lo que para muchos fue parte crucial que permitió lograr los asombrosos resultados que vemos en Apple actualmente. Hoy, la Asociación histórica de Silicon Valley ha publicado un nuevo vídeo de Steve Jobs, donde nos habla del legado de su vida, incluso cuando aún faltaban por nacer muchas de sus más grandes creaciones.

El vídeo, grabado en el año 1994, es parte de una entrevista cuando Jobs aún era parte de NeXT (y la empresa no había sido adquirida por Apple), y en él comenta lo que cree significará su legado algunos años más adelante. Jobs se muestra sencillo y realista ante el trabajo de su vida, que cree forma parte de una serie de pasos en la evolución de la computación (y el avance de la humanidad), pero no es lo más importante en esta materia.

De hecho, aunque considera su trabajo como grandes adelantos en la informática (que lo fueron), sabe que este ámbito avanza de una forma tan acelerada, que con el paso de poco tiempo todo se vuelve anticuado.

"Entiendo que todo el trabajo de mi vida será obsoleto cuando yo tenga 50 años de edad."

Steve Jobs compara, y de forma muy acertada, su legado como parte muy importante en los cimientos de una estructura que sencillamente no para de crecer, y tiene claro que dentro de varios siglos quienes están en lo alto de esta estructura será difícil que puedan apreciar estos cimientos. En el vídeo vemos una faceta un tanto humilde del que fuera no solo el fundador, sino el director ejecutivo más importante que ha pasado por una empresa de tecnología en la historia.

Menos de dos minutos que nos permiten conocer un poco más la visión que tenía Steve Jobs sobre el trabajo de toda su vida, su legado. Claramente no podría estar más en lo correcto, dado que la tecnología avanza a un paso increíblemente acelerado, y lo que hace apenas cinco años fue una gran novedad, hoy pareciera ser un pasado muy lejano.