Hipertextual viajó hasta la ciudad de Londres para asistir al evento de presentación de los nuevos Samsung ATIV que la compañía desveló por todo lo alto junto con nuevos terminales inteligentes e incluso una nueva cámara, la Samsung Galaxy NX, que ya pudimos probar durante el mismo evento.

En la nueva familia de tabletas ATIV presenciamos como el fabricante apuesta con fuerza por los dispositivos convertibles que van más allá de un simple una simple tableta o ultrabook con el objetivo de ofrecer al usuario la posibilidad de consumir pero también crear contenidos de manera profesional. Como novedad, algunos de estos nuevos dispositivos mezclan dos sistemas operativos, Windows 8 + Android, queriendo ofrece lo mejor de ambos ecosistemas en una plataforma híbrida de forma demasiado arriesgada.

nuevos samsung ativ

Aunque es una propuesta interesante, la parte de Android parece funcionar más como una aplicación moderna de Windows 8, con sus gestos propios, que como un sistema operativo completo aparte. Durante la presentación, uno de los responsables de la compañía en Europa resalto que la principal ventaja de este híbrido radicaba en las aplicaciones, ya que como sabemos en mercado de Android es bastante más amplio que el de Windows 8 donde faltan algunas marcas importantes. A la hora de probarlas nos volvemos a encontrar un problema bastante extraño y es que la resolución de la pantalla dentro de Android se reduce bastante dando una pésima sensación a la hora de consumir entretenimiento.

Salvo esta comentada excepción, en general todos los dispositivos de la nueva familia cuentan con Windows 8 como sistema operativa en su versión completa, otro indicador más de que las compañías están comenzando a dejar de lado a Windows RT. Esta acertada decisión, en mi opinión, ofrece la posibilidad a los consumidores de utilizar su dispositivo de forma profesional trabajando con aplicaciones que no sean necesariamente sólo de la Windows Store.

nuevos samsung ativ

Además, estamos hablando de que estos nuevos Samsung ATIV cuentan con prestaciones de la más alta gama, incluyendo en el dispositivo más puntero ATIV Q un procesador Intel Core i5 de 4º generación. La mayoría de ellos tienen pantallas superiores a las 10 pulgadas con resoluciones tan increíbles como los 3.200x1.800 píxeles. Esto en principio está muy bien, las imágenes, vídeos, aplicaciones o navegación web se ve de forma espectacular, sin embargo, Windows 8 aún no tiene soporte para este tipo de resoluciones por lo que sencillamente no se aprovechan haciendo que las ventanas o elementos del escritorio tradicional se vean ridículamente pequeños.

Por otra parte, Samsung vuelve a optar lamentablemente como ya nos tiene acostumbrados por materiales pobres en todos sus dispositivos, incluso los de más alta gama. Un plástico con cualquier otro nombre más comercial que en definitiva no deja de ser plástico, aunque por suerte esta vez han conseguido que no se ensucien con tanta facilidad. ¿Por qué Samsung no utiliza un material de mayor calidad y mejor aspecto como el aluminio? Es algo que por el momento parece que no vamos a saber.