Telecomunicaciones México

Esta semana, el guapo e inteligente Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, Enrique Peña Nieto, promulgó una reforma a la Ley de Telecomunicaciones en México. Se dice que esta reforma es histórica porque desde años del ex-presidente Salinas de Gortari no se había siquiera sugerido algún cambio tan drástico como el que se dio en estos días. Pero, ¿qué trae consigo esta nueva versión de la Ley de Telecomunicaciones en México?

El cambio a la Ley de Telecomunicaciones en México pretende, entre otras cosas, generar una mejor competencia en esta área, dentro del país. Bajo esta premisa, sus 6 ejes principales son:

    1. Fortalecer derechos fundamentales: libertad de expresión y acceso a la información. 2. Actualizar el marco legal en telecomunicaciones. 3. Expedir un solo ordenamiento que regule el espectro. Un órgano otorgará y revocará concesiones, así como sancionará a quienes infrinjan la ley, se impedirán prácticas monopólicas. 4. Permitir inversión extranjera directa hasta en 100 % en telecomunicaciones y comunicación vía satélite. 5. Establecer una Política de Inclusión Digital Universal y una Agenda Digital Nacional. 6. Impulsar una mayor cobertura en infraestructura de telecomunicaciones.

Básicamente, lo que se quiere lograr es que todos tengamos acceso a las telecomunicaciones en México, creando una mayor competencia que genere mejores precios y, por tanto, mayor accesibilidad a estos servicios. Además, la nueva Ley de Telecomunicaciones pretende generar un instituto que regule a los participantes en las telecomunicaciones para evitar monopolios y, ahora que ya se permite la inversión extranjera en un 100 % (anteriormente era en un 40 %), regular qué tipo de inversionistas podrían proveer sus servicios de cable y telecomunicaciones en nuestro país (en radiodifusión sólo es el 49 %). Con que, tal vez, puedan llegar a México servicios como Google Fiber. En resumidas cuentas, lo que el instituto va a regular son competencia económica, concesiones y hasta contenido. Esta última parte un tanto incongruente con lo que se habla al inicio de la libertad de expresión, por cierto.

Por otro lado, Carlos Slim, nuestro empresario monopólico favorito, dijo que esta nueva reforma a la Ley de Telecomunicaciones en México no lo tiene preocupado, a pesar de que este hombre mantiene el 70 % del mercado en telefonía móvil y el 80 % en telefonía fija, y que, bajo la nueva reforma, tendría que dejar el monopolio realizando desinversiones.

Otra parte importante de la reforma es la Política de Inclusión Digital Universal y la infraestructura de telecomunicaciones. Movimiento interesante dentro de la reforma a la Ley de Telecomunicaciones en México, tomando en cuenta de que estos recursos aún no están disponibles para todos en México y que tampoco la infraestructura en nuestro país es la mejor. Sin embargo, bajo este criterio, en unos cuantos años nos olvidaremos de que se vaya la señal o se alente el internet, es más, todos tendremos fibra óptica en nuestros hogares. Sólo nos queda esperar y saber cuánto tiempo tomará, adivinando que nuestro siguiente presidente no se echará para atrás en todo este asunto.

Habría que mencionar, también, que esta reforma a la Ley de Telecomunicaciones en México no trabajará sola. Aunque ya se haya aprobado y esté vigente a partir de hoy, todavía hace falta la generación de leyes complementarias que apoyen esta reforma para que todo funcione de la manera en la que, supuestamente, debe funcionar.

Por lo pronto, los expertos nos dicen que hasta septiembre de este año estará constituido formalmente el Instituto Federal de Comunicaciones que será el órgano regulador de todo esto. A partir de ahí, tendrían que correr 180 días para la licitación de las frecuencias de televisión. Lo que quiere decir que hasta 2014 o 2015 se podrán ver los primeros resultados de esta reforma a la Ley de Telecomunicaciones en México. Tomemos en cuenta que este asunto tiene cocinándose desde marzo de este año.

No nos queda más que mantenernos al tanto e involucrarnos en estos procesos para que la promesa que se hizo este lunes que es vigente a partir de hoy se cumpla. Y, como resultado, podamos vivir en un México más inclusivo, digital y, sobre todo, libre e informado.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.