Tras la resaca de la WWDC 2013, la keynote inaugural y los lanzamientos presentados (como el esperado iOS 7); vuelven otra vez los rumores alrededor de Apple y el posible lanzamiento de una nueva gama de smartphones algo más baratos. La verdad es que se ha hablado mucho de un posible iPhone low-cost y no solamente este año sino que es algo que viene de muy atrás en el tiempo y nunca ha llegado a materializarse en algo tangible. Sin embargo, Reuters ha publicado en el día de hoy un artículo en el que, basándose en 4 fuentes cercanas a la compañía, afirma que Apple estaría trabajando en una gama low-cost de nuevos iPhones (con dispositivos en distintos colores) y también estaría planteando dispositivos que caminasen por la senda del phablet, es decir, terminales con pantallas más grandes.

La información que publica Reuters, cuanto menos, es sorprendente y choca mucho con la estrategia de un port-folio limitado de productos que Apple ha estado siguiendo hasta ahora a pesar que hayamos visto filtraciones de carcasas plásticas o rumores procedentes de los proveedores de componentes de Apple o los ensambladores de las líneas de producción.

Los supuestos phablets y terminales low-cost de Apple

Según comenta Reuters, la información proviene de 4 fuentes distintas (incluyendo a la cadena de suministros de Apple en Asia) y sitúan a Apple en un proceso de evaluación de una nueva gama de dispositivos que podrían llegar el año próximo con un nuevo iPhone con pantalla de 4,7 pulgadas y otro con una pantalla de 5,7 pulgadas. Obviamente, Apple no ha comentado nada a este respecto tras ser contactada por Reuters pero, según esta agencia de noticias, el causante de esta ampliación del catálogo de dispositivos es la presión de Samsung y su amplio catálogo de productos.

De hecho, para seguir la senda de Samsung en cuanto a variedad de modelos, las fuentes de Reuters afirman que estos terminales de mayor tamaño de pantalla se lanzarían en múltiples colores; es decir, que más allá de la carcasa blanca y la carcasa negra, se lanzarían en múltiples colores a un precio de 99 dólares (con un precio así no queda otra vía que sea el coste con subvención por parte de los operadores).

iPhone-low-cost

¿99 dólares por un terminal iPhone? La verdad es que con ese precio no hay duda que sería un terminal low-cost pero es un precio tan bajo que modelaría un dispositivo de gama muy baja que podría estar a años luz de la filosofía de la compañía. Me cuesta mucho creer, por mucho que los analistas se aventuren a afirmar que se prepara un iPhone low-cost, que Apple lance al mercado un dispositivo para competir con terminales como el Samsung Galaxy Ace o cualquier terminal Android made in China de 100 dólares; no creo que esa sea la cuota de mercado que busquen por mucho que Samsung esté saturando el mercado con múltiples modelos.

Otro detalle que se comenta es que se podrían fabricar alrededor de 20 millones de unidades durante estos meses de verano aunque primero se fabricarían unos prototipos con los que ajustar las especificaciones de estos terminales (que acompañarían al iPhone 5S que se espera sea presentado a finales de este año y del que se ha dicho que podría tener lector de huellas dactilares) y, una vez se terminen los ajustes, se arrancaría la producción para generar un stock para su puesta a la venta.

Apple no es Samsung

Entre estos rumores y los que vienen de Japón afirmando un iPhone 5S en color dorado se me hace un poco complicado reconocer a Apple en todo esto. Con esto no quiero negar en rotundo todo, simplemente se me hace difícil creer que todos estos rumores se puedan materializar tal y como comentan desde Asia los suministradores de Apple y, menos aún, que Samsung sea el motivo de este radical cambio de filosofía.

iPhone 5 Pantalla

Apple no es Samsung y, la verdad, creo que ambas compañías están separadas por un abismo que dudo que los de Cupertino quieran acortar. Son dos estilos muy distintos con objetivos de venta muy dispares. En el caso de Apple lo que se busca es en ofrecer una gran experiencia de uso y se cuidan todos los detalles (pantalla, materiales, el software o, incluso, el embalaje); por tanto, recortar en algunos de estos aspectos, al final, va a derivar en una experiencia de uso "en la media" (o peor que en la "media") que no casa con la filosofía que Apple ha seguido (por mucho que los analistas hablen de la necesidad de un iPhone barato o hablen del retroceso de las ventas).

¿Y si los rumores fuesen ciertos? ¿Qué segmento se pretendería cubrir? Los terminales estilo phablet se han hecho muy populares en Asia y, por ejemplo, China se ha convertido en un importante nicho de mercado para Apple (fue la zona geográfica en la crecieron según los datos del segundo trimestre fiscal de este año) y hacer un terminal barato, según todos los analistas, apoyaría la estrategia de crecimiento en este mercado.

Dejando los rumores a un lado, está bastante claro que hasta que no pase el verano no vamos a salir de dudas y será cuando veamos si, realmente, llega el esperado iPhone 5S al mercado y si además éste no llega solo sino que viene acompañado de este modelo low-cost del que tanto se ha hablado en los 2 últimos años. De todas formas, creo que es importante tomarse la información de Reuters con cierta cautela porque, como bien dicen sus propia fuentes, las especificaciones siguen sin cerrarse y están sujetas a cambios por lo que los prototipos pueden seguir en evolución hasta llegar a cubrir el nivel de expectativas de la compañía.

¿Realmente se cumplirán todos estos rumores o estamos simplemente ante una prueba de concepto?