En México el problema de la falta de inclusión digital es grave. Basta con conocer el dato de que casi la mitad de nuestra población no sabe usar una computadora. Bajo esta premisa surge la iniciativa Átomo Educativo, un grupo de jóvenes que se dedican a compartir sus conocimientos computacionales con aquella parte de la población que no tiene idea ni de cómo prender una computadora.

Trabajan por medio de talleres. Un taller tiene una duración de 6 horas y recibe a 40 asistentes con ganas de aprender. Estos estudiantes aprender a ocupar una computadora desde cero; se les enseñan conceptos básicos sobre internet y terminan ocupando su primer correo electrónico. Aunque estos talleres se planearon para personas mayores de 40 años, con el paso del tiempo se dieron cuenta de que había hasta niños de 13 años que querían asistir. Por tal razón, los talleres ahora son para jóvenes desde 13 años y adultos de más de 40.

Átomo Educativo depende de la disponibilidad de Telmex Hub que es la sede -provisional- de los talleres impartidos normalmente en día sábado. Telmex Hub, aunque no tiene participación directa, es la sede que les dio el apoyo necesario para brindarles equipo y espacio para poder llevar a cabo esta iniciativa. Cada fecha de un taller se va anunciando en sus redes sociales y en el calendario de Telmex Hub. Se planea que la próxima sea en un mes y medio aproximadamente.

Para poder asistir a un taller, existe un registro vía web. En este registro alguien que conozca al posible asistente puede compartir sus datos y Átomo Educativo se pone en contacto con él vía telefónica para hacer el registro formal. También se puede hacer el registro directamente en Telmex Hub.

En Átomo Educativo los voluntarios son parte muy importante del proyecto. Por sesión necesitan 10 personas que estén ayudando a los instructores a resolver dudas, ayudar a asimilar conceptos y asegurarse de que nadie se quede atrás. Si te interesa ser voluntario de esta iniciativa, también puedes hacer tu registro vía web. Es importante mencionar que Átomo Educativo está buscando que la figura del voluntario pueda liberar horas de servicio social o hacer prácticas profesionales con ellos.

Los chicos de Átomo Educativo están en campaña constante de donación vía PayPal para poder pagar el catering de las personas que asisten al taller, la impresión de los diplomas que les otorgan al final y costos de papelería. También están buscando patrocinadores y una sede fija para poder realizar estos talleres de manera más continua y constante. Su meta es asegurar la impartición continua de talleres en un año.

Átomo Educativo está pensando también en la gente de provincia, ya que están en proceso de consolidarse como una asociación civil. Con ella pretenden llegar a otros estados de la República, mediante la capacitación de personas en otros lugares para formar células que lleven a cabo esta iniciativa también. Y, de esta manera, de verdad contribuir a la erradicación de la brecha digital en México.