iwatch

En la actualidad, además de smartphones y tabletas parece estar en pleno auge el desarrollo de los dispositivos electrónicos que se llevan sobre nosotros, como cualquier prenda de vestir. La llamada _wearable computing_ se hace presente en [gafas inteligentes](http://alt1040.com/2013/05/como-funciona-google-glass) y claro está, **relojes inteligentes**. Hasta ahora existen sólo rumores sobre que **Apple**, experto en la materia de los dispositivos móviles, planea incursionar en este mercado, más pronto que tarde. Sin duda su dispositivo sería clave para definir el futuro de este mercado. Hoy, nuevos rumores hablan sobre la pantalla del iWatch, nombre no oficial con el que se conoce al _smart watch_ de Apple, y la importancia de la **buena selección en cuanto al tamaño** de este _gadget_.

Y es que si bien en el mundo de los móviles o tablets tenemos todos los tamaños, desde los que se pueden usar de una forma más cómoda, hasta híbridos (los mal llamados _"Phablets"_) y tabletas de siete a 11 pulgadas, un reloj es un dispositivo cuyo tamaño debe ser muy bien pensado, para evitar abusar de sus dimensiones y de igual manera hacerlo fácil de utilizar.

Los [nuevos rumores](http://appleweblog.com/2013/05/pantalla-para-el-iwatch) que provienen desde un proveedor de componentes electrónicos que habría filtrado información a medios asiáticos al respecto, apuntan que la pantalla del iWatch **sería de 1.5 pulgadas**, y la tecnología utilizada para el panel sería **OLED**. Tanto la pantalla como el sensor táctil estarían bajo la responsabilidad de la empresa "RITEK".

El tamaño elegido sin duda nos recuerda a un dispositivo de la manzana blanca que ya tiene mucho tiempo en el mercado, el **iPod Nano** de sexta generación, con el cual Apple incluso hacía guiños a un reloj inteligente al ofrecer una correa para la muñeca y así llevar el iPod como si se tratase de un reloj.

La pantalla de este reproductor demostró ser lo suficiente pequeña para llevarse cómodamente en la muñeca, y de igual manera podía ser usado a la perfección con un dedo. Además, la elección de la tecnología OLED destaca ya que esta aunque tiene un contraste menor al de la tecnología LCD, es mucho más visible bajo la luz del día, algo muy importante en este tipo de dispositivos.

Y es que la principal función de un reloj inteligente es darnos aún más velocidad al momento de gestionar nuestro dispositivo "mayor", como un iPhone o iPad en el caso del iWatch de Apple. En cuestión de segundos podríamos revisar un correo electrónico, mensaje o notificación directamente desde nuestra muñeca y sin sacar el móvil o tablet de la mochila o bolsillo.

De todas formas, para que el iWatch sea realmente una buena idea tiene que ofrecer algo más que ser una simple extensión del iPhone, además de una **buena autonomía de la batería**. De no ser así, muchos no verían motivos para hacerse con uno, y con razón.